Lavalle saldrá libre: juez autoriza cambiarle prisión por brazalete
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Senado de la República

Lavalle, el único detenido por la denuncia de Lozoya, saldrá en libertad: juez autoriza cambiarle prisión preventiva por brazalete

La defensa del exsenador y los fiscales argumentaron problemas de salud que requieren ser tratados fuera de prisión. A casi un año y medio de su encarcelamiento, el proceso contra Lavalle no ha podido llegar a un juicio.
Senado de la República
14 de septiembre, 2022
Comparte

A petición de la defensa y con el aval de la Fiscalía General de la República (FGR), un juez federal del Reclusorio Norte autorizó cambiar la medida cautelar de prisión preventiva impuesta desde hace casi un año y medio al exsenador del PAN Jorge Luis Lavalle Maury y, con ello, que continúe su proceso en libertad.

En una audiencia realizada ayer en el Centro de Justicia Penal Federal del reclusorio, el juez Marco Antonio Fuerte Tapia dio por buenos los argumentos presentados por fiscales y abogados, respecto de que problemas de salud crónicos que padece el exlegislador (como complicaciones severas por una hernia hiatal) hacen necesaria su liberación.

En sustitución de la prisión preventiva, el juez ordenó que se coloque a Lavalle un brazalete electrónico que permita monitorear su ubicación. También le impidió que abandone el país mientras se desarrolla su proceso, confirmaron a Animal Político autoridades judiciales.

El exsenador era el único detenido hasta ahora por la denuncia que hace tres años presentó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, respecto de los supuestos sobornos con recursos de Odebrecht para aprobar la reforma energética. Se trata de acusaciones que hasta ahora no se han probado ni en el caso de Lavalle ni en el de ningún otro denunciado.

Fue la semana pasada cuando la defensa del senador comunicó a la FGR que era necesario modificar con carácter de urgente la medida cautelar, pues Lavalle requiere tratamientos médicos que solo pueden ser aplicados en centros hospitalarios fuera del reclusorio. Su condición se ha agravado, además, por problemas de hipertensión.

Tras verificar la información, los fiscales solicitaron al juez de control que citara a una audiencia de revisión de medidas cautelares, donde presentaron y avalaron el requerimiento hecho por los abogados defensores Humberto Venegas, Felipe Gómez Mont y José Zapata.

Aunque el representante de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) —que funge como asesor jurídico en el proceso— se opuso al cambio de medida cautelar, el juez dio por bueno los argumentos de los abogados de Lavalle y los fiscales, y consideró procedente el cese de la prisión preventiva por las razones médicas expuestas.

¿Qué sigue ahora con Lavalle?

Tras el aval del juez, la noche de ayer iniciaron los trámites legales y técnicos necesarios para la instalación del dispositivo electrónico de geolocalización que deberá portar el exsenador de manera obligatoria. Se trata de un procedimiento que, dependiendo de la empresa que sea la proveedora, puede tomar como máximo algunos días. 

Lo anterior no modifica el proceso penal en contra del exsenador por los delitos de presunto cohecho, asociación delictuosa y lavado de dinero, y que se encuentra en una fase de ampliación del periodo de investigación complementaria, el cual vence el 14 de octubre. 

Se trata de una ampliación que el juez concedió luego de que la defensa expuso que aún faltaban pruebas por ser recolectadas, entre ellas, las relacionadas con las operaciones financieras de Fabiola Tapia, empresaria que supuestamente fue la intermediara en el pago de sobornos.

Una vez que concluya el periodo de investigación complementaria, la FGR deberá definir si presenta la acusación final en contra del exsenador y solicita que sea sometido a juicio. De ser el caso, el juez de control convocará a una audiencia intermedia para que cada una de las partes presente las pruebas.

¿Y qué pasa con Lozoya?

El exdirector de Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto permanece preso desde noviembre pasado en el mismo Reclusorio Norte. En enero pasado, la fiscalía lo acusó ya de manera formal de haber recibido sobornos de Odebrecht y de la empresa Altos Hornos, y ha pedido que sea enjuiciado y condenado a más de 60 años de prisión.

Sin embargo, los procesos aún no llegan a fase de juicio debido a que la defensa de Lozoya busca un arreglo con Pemex y con la FGR que le permita librar el proceso, a cambio de la entrega de bienes y de varias decenas de millones de pesos como reparación del daño. La negociación hasta ahora sigue en desarrollo.

Lozoya también ha buscado que la FGR suspenda el proceso penal en su contra y le otorgue un criterio de oportunidad como beneficio por la denuncia que presentó en agosto de 2019, señalando los sobornos para la aprobación de la reforma energética. El problema es que, hasta ahora, los fiscales no han conseguido llevar a juicio a ninguna de las personas señaladas.

La jueza federal responsable de los procesos contra Lozoya ha programado ya dos audiencias en noviembre, para que sea a más tardar en esa fecha cuando se defina si se suspenden las acusaciones presentadas o si los casos avanzan ya a fase de juicio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El arresto de personas protestando contra la monarquía en Reino Unido genera preocupaciones por la libertad de expresión

Activistas critican la actuación policial en los actos que marcan el ascenso al trono del rey Carlos III.
13 de septiembre, 2022
Comparte

Activistas por la libertad de expresión en Reino Unido han calificado los arrestos de manifestantes antimonárquicos tras la muerte de la reina Isabel II como “profundamente preocupantes”.

En los últimos días, la policía de Escocia ha arrestado a dos personas, mientras que en Oxford arrestaron a un hombre, que poco después fue liberado.

Los arrestos se produjeron en eventos de homenaje tras la muerte de la reina y la profanación del rey Carlos III como nuevo monarca británico.

En Londres, donde ya han comenzado las colas para la capilla ardiente, la Policía Metropolitana dijo que la gente “tiene derecho a protestar“.

El domingo, una mujer de 22 años fue acusada de haber contribuido al quebrantamiento de la paz y fue arrestada durante la proclamación de acceso al trono de Carlos III frente a la Catedral de St. Giles en Edimburgo.

Más tarde fue liberada y tendrá que comparecer en el Tribunal del Sheriff de la ciudad escocesa próximamente.

Ese mismo día, Symon Hill, de 45 años, fue arrestado bajo sospecha de que cometió un delito de orden público después de que gritara “¿Quién lo eligió?” durante un acto en torno a la proclamación del rey en Oxford.

La policía local informó que el hombre luego fue liberado y estaba colaborando con los oficiales “voluntariamente”.

“Profundamente preocupante”

El lunes, un joven de 22 años fue arrestado tras ser acusado de quebrantar la paz luego de que supuestamente interrumpiera al príncipe Andrés mientras la procesión real avanzaba por la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Ruth Smeeth, directora ejecutiva de Index on Censorship, una organización británica que aboga por la libertad de expresión, aseguró que los arrestos eran “profundamente preocupantes”.

“Debemos evitar que este evento se use, por accidente o diseño, para erosionar de alguna manera la libertad de expresión que los ciudadanos de este país disfrutar”, agregó.

Buckingham Palace

Reuters
Se espera que un gran número de personas acuda a Londres durante los próximos días.

Por su parte, Silkie Carlo, directora de la asociación Big Brother Watch, señaló que los agentes de policía tenían el “deber de proteger el derecho de las personas a protestar tanto como el de facilitar el derecho de las personas a expresar su apoyo, pesar o presentar sus respetos”.

“No es mi rey”

Jodie Beck, oficial de políticas y campañas de Liberty, dijo que era “muy preocupante ver a la policía haciendo valer sus amplios poderes de una manera tan dura y punitiva”.

“La protesta no es un regalo del Estado, es un derecho fundamental“, añadió.

También el lunes, la policía se llevó a un manifestante que sostenía un cartel que decía “No es mi rey” frente al Parlamento, en Londres, antes de la llegada del rey al edificio.

La Policía Metropolitana explicó que le pidieron a un miembro del público en las afueras del Palacio de Westminster que se moviera “para facilitar el acceso y la salida de los vehículos a través de las puertas” e insistió en que el hombre no fue arrestado ni se le pidió que abandonara el área más amplia.

El cuerpo policial también respondió a un video que circula en las redes sociales en el que se escucha a un oficial pidiendo los detalles de un hombre que había levantado una hoja de papel en blanco mostrando la intención de escribir en ella “No es mi rey”.

En el video se escucha al oficial, que supuestamente pertenece a otra fuerza contratada para ayudar a la Policía Metropolitana, decir que el mensaje “puede ofender a las personas”.

Oficiales de policía desplegados a lo largo de la Royal Mile de Edimburgo

EPA
Oficiales de policía desplegados a lo largo de la avenida Royal Mile de Edimburgo.

Una declaración del subcomisionado adjunto Stuart Cundy dice: “El público tiene absolutamente el derecho de protestar y se lo hemos dejado claro a todos los oficiales involucrados en la operación policial extraordinaria que se lleva a cabo actualmente”.

Alrededor de 1.500 militares trabajarán junto con la policía y los delegados civiles para gestionar la gran cantidad de personas que se espera que acudan a Londres esta semana.

El nuevo comisionado de la Policía Metropolitana, Sir Mark Rowley, aseguró que su fuerza enfrentaba un “enorme desafío“.

“Tendremos un evento seguro, pero vamos a poner a miles de oficiales en esto debido al nivel de seguridad requerido y (para garantizar la seguridad de) millones de personas que quieren presentar sus respetos”, explicó.

El portavoz del primer ministro no hizo comentarios sobre los arrestos, pero comentó que este era “un período de luto nacional” para la “gran mayoría” del país.

“Pero el derecho fundamental a la protesta sigue siendo la piedra angular de nuestra democracia”, afirmó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-s2KMg099A4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.