Narcopandemia, historias sobre covid y violencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

'Narcopandemia': 13 historias relatan cómo ni el COVID-19 detuvo a la violencia en México

En el país, mucha gente se vio amenazada y extorsionada por miembros del crimen organizado. Aun en medio de una crisis sanitaria, la población se enfrentó a la violencia delictiva y a la ausencia del Estado. El periodista Manu Ureste reunió sus historias.
Foto: Cuartoscuro
4 de septiembre, 2022
Comparte

En México, las extorsiones, el cobro de piso, las amenazas y los asesinatos no se quedaron en casa a raíz del confinamiento impuesto por el COVID-19.

En el nuevo audiolibro Narcopandemia: Voces de la violencia en tiempos de COVID (Penguin Random House), del periodista Manu Ureste, se narran 13 historias de cómo el crimen organizado no se detuvo ni por una pandemia que afectó al mundo.

“La idea nació en marzo de 2020. Las calles estaban casi vacías, yo estaba reporteando y conociendo a la gente que no tenía la oportunidad de trabajar desde casa, la gente que si no sale, no come. Ahí conocí a un bolero que llamaremos ‘Carlos’, quien me dijo sentirse más preocupado por el ámbito económico que por el de la salud”, dice Ureste en entrevista.

La historia de ‘Carlos’ es imposible de olvidar para el periodista. Con él se dio cuenta de que, si bien podía pararse la vida social, podían cerrar restaurantes y cines, el crimen organizado no tenía la intención de seguir las mismas reglas.

“‘A los mañosos les vale madres esto del virus. Ellos solo quieren su mordida’, fue lo que Carlos me dijo. A él le asustaba más no juntar lo suficiente para pagar la cuota al crimen que obtener un ingreso propio. Ahí noté que estaba presente esa economía informal, esa que no se detiene por la pandemia”, relata Ureste.

Lee: La otra inseguridad: extorsión, despojos y robos

‘Narcopandemia’ en la escuela, la casa, la calle

En 13 historias —reunidas en un audiolibro de una hora con 51 minutos—, Narcopandemia retrata las vivencias de quienes sufren la violencia en sus múltiples formas, incluyendo la que proviene de las autoridades. Una violencia que está presente en la casa, en la escuela, en las carreteras, y que alcanza a las trabajadoras sexuales o a las migrantes.

“Conocí a una trabajadora sexual de 65 años de El Salvador. Su hija y ella dejaron su país porque las Maras la extorsionaban, le exigían una cuota de 100 dólares, primero quincenales y luego semanales, y luego ya querían que fuera a diario. Huyeron de ese lugar y en México se encontraron con pocas oportunidades, lo que las orilló a ejercer el trabajo sexual y a pagar una cuota a la Unión Tepito para dejarlas trabajar”, detalla Ureste.

La presencia del COVID-19 orilló a millones de personas a resguardarse en sus hogares, detener las salidas al cine, los paseos en el parque y las vacaciones en la playa, lo cual también afectó al sector turístico.

“Hablé con un empresario en Tulum, Quintana Roo, quien, en menos de un año después de la entrevista, apareció asesinado por el crimen organizado porque se negó a pagar la extorsión que le exigían. Su vida ya corría entre la pandemia y el crimen organizado”, expone Ureste.

De acuerdo con el periodista, la violencia se hizo presente para varios sectores de la población, entre ellos, los propios elementos de seguridad.

“Había un policía de la Guardia Nacional que a raíz de la pandemia le daba miedo patrullar las carreteras de San Luis Potosí, la zona que hace un triángulo con los estados de Tamaulipas y Veracruz, zona que se ha usado para el tráfico de personas. Con el confinamiento, las carreteras estaban vacías, él no quería ir solo a detener a la gente”, destaca.

Narcopandemia

Penguin Random House

Un mosaico de violencias

Durante la grabación del audiolibro, Ureste se encontró con violencias en diferentes estados del país que venían del mismo origen: el crimen organizado.

“En una de las crónicas hablamos de la historia de una maestra que tiene que huir de Uruapan porque su marido tiene una pequeña panadería artesanal. Un día llega un miembro del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y le dice que le tiene que dar 15 mil pesos semanales y luego le suben la cuota a 31 mil. Les dijeron que si no pagaban se iban a llevar a uno de sus hijos”, cuenta el periodista.

A raíz de la amenaza, la familia decidió huir con lo que tenía puesto y unas cuantas maletas. Instalada en un nuevo lugar, la maestra consiguió una nueva plaza en Guerrero, donde debió hacer recorrido para dar clases a niñas y niños que no podían tomar la escuela en casa por falta de una televisión.

“Al notar la ausencia del Estado, el crimen organizado aprovechada para reclutar a los jóvenes que desertaron de la escuela. Los unió a sus filas“, comenta Ureste.

Para él, estas historias son un reflejo de lo que es México desde hace muchos años: un país en donde el crimen organizado ha ganado espacios a las autoridades.

“Con este trabajo vemos que el crimen organizado, aun en pandemia, tuvo la habilidad de adaptarse. El policía de la Guardia Nacional me decía que los delincuentes son hábiles para crecer, usan cualquier rendija para meterse, ven oportunidades de negocio muy rápido. No importó la pandemia, la ley seguía siendo o es plata o plomo”, declara.

Narcopandemia

FOTO: Manu Ureste

Apelar a la empatía

A pesar de la violencia, las extorsiones y el cambio de vida que trajo la pandemia, Ureste apela a contar las historias de la sociedad para generar empatía.

“Este trabajo no habla sobre el crimen organizado ni capos y sicarios; es sobre la gente de más de abajo, la gente trabajadora, la que puedes ver en cualquier sitio. Es el bolero, la trabajadora sexual, la maestra, un policía. Narcopandemia es la historia de todos”, sostiene.

El mensaje que el periodista desea enviar con su trabajo es señalar la otra pandemia que se vive en el país, mostrar que el crimen organizado, al igual que el COVID-19, es capaz de mutar y adaptarse a otro estilo de vida y seguir alimentándose de su principal víctima: la sociedad.

“Se trata de contar la historia de la gente con la que te reflejas; esto no es un libro morboso, de los sicarios, es sobre la gente, lo que nos sucede a diario en medio de una terrible pandemia donde se sufren pérdidas, consecuencias físicas a raíz de este virus, y al mismo tiempo sufren todos los días esta otra pandemia que es el crimen organizado”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Carlos III es proclamado formalmente rey en una histórica ceremonia

El nuevo monarca fue proclamado rey en el palacio de St. James por el Consejo de Ascensión, un cuerpo ceremonial que se reúne tras la muerte de un monarca para hacer la proclamación formal de la ascensión del sucesor al trono.
10 de septiembre, 2022
Comparte

Carlos III fue proclamado rey.

Su ascenso al trono fue oficializado en una ceremonia celebrada este sábado en el Palacio de St. James, en el centro de Londres.

Carlos se convirtió en rey inmediatamente después de la muerte de su madre, la reina Isabel II, pero no fue hasta este sábado cuando su nuevo rol fue oficialmente confirmado.

El monarca fue proclamado por el Consejo de Ascensión y prestó juramento durante una elaborada y tradicional ceremonia, que no se había llevado a cabo en más de siete décadas.

Durante el acto, que fue televisado por primera vez en la historia, las banderas que se habían bajado a media asta en duelo por el fallecimiento de la reina Isabel se izaron de nuevo para celebrar al nuevo rey.

Más proclamaciones tendrán lugar en todo Reino Unido hasta el domingo, cuando las banderas volverán a estar a media asta durante el período de luto que sucede a la muerte de la reina, el pasado 8 de septiembre.

Cómo fue la ceremonia

El evento se divide en dos partes, y el rey solo está presente en la segunda.

En la primera parte, el presidente del Consejo Privado -en este caso la parlamentaria Penny Mordaunt, nombrada recientemente por la actual primera ministra Liz Truss- oficializó la muerte de Isabel II.

Proclamación del nuevo rey.

BBC

Luego el secretario del Consejo leyó en voz alta el texto de la Proclamación de Ascención, incluido el título elegido por Carlos como rey, Carlos III.

La proclamación está firmada por un grupo que incluye a la reina consorte, el príncipe de Gales, el arzobispo de Canterbury, el lord canciller, el arzobispo de York y la primera ministra. Antes de la firma, los asistentes pronunciaron el “Dios salve al rey”.

El rey entró para la segunda parte del Consejo, al que asisten solo consejeros privados. En ella dio una declaración personal sobre la muerte de la reina.

“Es mi obligación más dolorosa anunciar la muerte de mi querida madre, la reina”, señaló.

Rey Carlos III.

Getty Images

“Sé cuán profundamente ustedes, la nación entera -y diría que el mundo entero- simpatizan conmigo en esta irreparable pérdida que hemos sufrido”.

“La simpatía expresada por tanta gente a mi hermana y hermanos es mi mayor consolación. Y ese abrumador cariño y apoyo debería ser extendido a toda nuestra familia en nuestra pérdida”.

También rindió homenaje a Camila, la reina consorte. “Estoy profundamente alentado por el apoyo constante de mi amada esposa”, dijo.

Qué es el Consejo de Ascensión y quién lo forma

El Consejo de Ascensión es un cuerpo ceremonial que se reúne tras la muerte de un monarca para hacer la proclamación formal de la ascensión del sucesor al trono.

Históricamente (desde el tiempo de los reyes normandos), participan en el consejo todos los miembros del también llamado Consejo Privado (Privy Council, en inglés), que está integrado por un grupo de políticos de alto rango que asesoran formalmente al monarca, el alcalde de la ciudad de Londres y jueces y funcionarios importantes.

El Consejo Privado se remonta a los primeros años de la monarquía, cuando estaba formado por aquellas personas designadas por el rey o la reina para que los asesoraran en asuntos de Estado.

Actualmente hay cerca de 700 miembros -la mayoría políticos del pasado y del presente-, pero solo 200 de ellos participaron este sábado para firmar la proclamación. Entre ellos se encuentran los ex primeros ministros Boris Johnson, Theresa May, David Cameron, Gordon Brown, Tony Blair y John Major.

El líder laborista, Keir Starmer, y los ex primeros ministros Tony Blair, Gordon Brown, Boris Johnson, David Cameron, Theresa May y John Major estuvieron entre los asistentes.

Getty Images
El líder laborista, Keir Starmer, y los ex primeros ministros Tony Blair, Gordon Brown, Boris Johnson, David Cameron, Theresa May y John Major estuvieron entre los asistentes.

Entre los asistentes también estuvieron la reina consorte, Camila, y el hijo del rey, William, el nuevo príncipe de Gales.

La proclamación de Carlos III también se leyó en Edimburgo, Cardiff y Belfast, las capitales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, respectivamente.

El juramento

El nuevo monarca está obligado a prestar juramento para preservar la seguridad de la Iglesia de Escocia en su ascenso.

En Escocia existe una división de poderes entre la Iglesia y el Estado, cada uno supremo en su propia esfera.

La Iglesia se gobierna a sí misma en todo lo que concierne a sus propias actividades. Su autoridad suprema es la Asamblea General de la Iglesia de Escocia, presidida por un moderador elegido cada año por la propia Asamblea.

Este juramento ha sido proclamado por todos los monarcas durante su ascención, desde Jorge I en 1714.

El rey firmó dos documentos del juramento para registrarlo, con la reina consorte y el príncipe de Gales entre los testigos de su firma.

Carlos III, la reina consorte Camila y el príncipe de Gales, William.

PA Media

Después tuvo lugar lugar la primera proclamación pública desde el balcón del Friary Court del Palacio de St. James, a través de un funcionario conocido como el Rey de Armas Principal de la Jarretera, acompañada de un espectáculo centenario, con trompetistas tocando una fanfarria y sonó el himno nacional, con las palabras “Dios salve al rey” y no “Dios salve a la reina” por primera vez desde 1952.

También se dispararon 41 salvas desde Hyde Park y 62 en la Torre de Londres.

La proclamación desde el balcón del Friary Court del Palacio de St. James por un funcionario conocido como el Rey de Armas Principal de la Jarretera.

Getty Images
La proclamación desde el balcón del Friary Court del Palacio de St. James por un funcionario conocido como el Rey de Armas Principal de la Jarretera.

Tras la finalización de la ceremonia St. James, se leyó la proclamación en la City, el distrito financiero de Londres.

Ahora puede pasar un tiempo antes de que se lleve a cabo la coronación de Carlos III, que será el gran momento simbólico de su ascenso al trono.

Pasaron unos 16 meses entre la muerte del padre de la reina Isabel, el rey Jorge VI, en febrero de 1952 y su coronación en junio de 1953.


Análisis de Sean Coughlan, corresponsal de la Casa Real

El nuevo rey rindió un cálido homenaje a su madre, pero este fue el momento en que Carlos comenzó a pensar en el futuro de su propio reinado.

Ante las filas del Consejo de Ascensión, el rey Carlos prometió dedicar el resto de su vida a servir como monarca.

Fue una mezcla de lenguaje ritual, ornamentado y practicidad constitucional.

Carlos es ahora el jefe de Estado y esta fue el traspaso simbólico y sin incidentes de un reinado al siguiente, con juramentos y firmas.

El tintero utilizado para ello se lo habían regalado sus hijos, el príncipe William y el príncipe Harry.

Los anuncios también confirmaron que el día del funeral de Estado de la reina será un día feriado.

Pero aquí estaba el rey asumiendo públicamente sus nuevas responsabilidades, prometiendo seguir el ejemplo de la reina. Fue una coreografía de la continuidad.


Cómo será la coronación

En los últimos 900 años la coronación se ha celebrado en la abadía de Westminster. Guillermo el conquistador fue el primer monarca en ser coronado allí y Carlos III será el número 40.

Se trata de un servicio religioso anglicano, oficiado por el arzobispo de Canterbury. En el momento cumbre de la ceremonia, el arzobispo colocará la corona de San Eduardo sobre la cabeza de Carlos, una pieza de oro sólido que data de 1661.

La corona es la pieza principal de las Joyas de la Corona en la Torre de Londres y solo la usa el monarca en el momento de la coronación (especialmente por su peso de 2,23 kg).

A diferencia de las bodas reales, la coronación es un evento de Estado, y el gobierno paga por esta y, en última instancia, decide la lista de invitados.

Habrá música, lecturas y el ritual de unción del nuevo monarca, utilizando aceite de naranja, rosas, canela, almizcle y ámbar gris.

El nuevo rey realizará el juramento de coronación frente a un mundo expectante. Durante esta ceremonia recibirá el orbe y el cetro como símbolos de su nuevo papel y el arzobispo de Canterbury colocará la sólida corona de oro sobre su cabeza.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=56aMhD0Mi28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.