Home
>
Salud
>
Médicos residentes del ISSSTE denuncian retraso en sus pagos y mayor carga laboral ante falta de personal
Médicos residentes del ISSSTE denuncian retraso en sus pagos y mayor carga laboral ante falta de personal
Protesta residentes. Foto: Archivo Cuartoscuro.
6 minutos de lectura
Médicos residentes del ISSSTE denuncian retraso en sus pagos y mayor carga laboral ante falta de personal
Los médicos residentes del ISSSTE denuncian que hacen hasta cuatro turnos seguidos y la dependencia no les da una respuesta sobre sus pagos.
04 de abril, 2024
Por: Marcela Nochebuena

En el último mes, residentes que laboran en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre y otras instalaciones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) han enfrentado el retraso de sus pagos, sin que la dependencia haya explicado por qué. Acusan, además, que se trata de una práctica habitual.

“Nosotros ya tenemos varios años ahí, ya van varias veces que han hecho alguna situación así, pero el tema es que ahorita desde la primera quincena de marzo reportamos porque éramos bastantes y nadie nos dio una respuesta. Solo estaban diciendo que no sabían, que Hacienda era la culpable, que fuéramos a preguntar a otro lado”, relató una residente que pidió mantener su anonimato.

Desde que comenzó el retraso, los residentes recurrieron, en el mismo hospital, a la encargada de enseñanza. Esto ocurre, además, en un contexto en el que ellos llenan un formato anual casi con un mes de anticipación y sostienen la mayoría de los servicios que presta el hospital, muchas veces, incluso, en ausencia de los médicos titulares.

Lee: No fuimos Dinamarca: gobierno de AMLO deja sin surtir 15 millones de recetas, cinco veces más que Peña Nieto

Más tarde, en las oficinas centrales se enteraron de que la tardanza en los pagos no era una situación exclusiva del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre ni de la Ciudad de México. A eso se añade que la mayoría son originarios de otros estados del país y dependen de la beca para subsistir.

“Hacemos hasta cuatro turnos seguidos, y realmente todo el tiempo estamos en el hospital. No te da la vida ni el tiempo para hacer otra cosa ni te permiten, ni por tiempo ni por permiso, que trabajes en otra cosa”, agregó la residente.

El 26 de marzo un grupo de residentes envió un oficio, con sello de recepción del 27, a la doctora Denisse Añorve Bailón, jefa de Enseñanza e Investigación en el Centro Médico Nacional de 20 de Noviembre, para exponerle la situación con la lista de todas las personas que no habían recibido sus pagos y haciendo énfasis en que es su único medio de sustento.

“Los médicos residentes listados a continuación no han recibido el pago correspondiente a la beca de las dos quincenas de marzo del presente ciclo académico, situación que ha acarreado múltiples dificultades para los médicos en cuestión, ya que el pago de dicha beca es el único medio de sustento con el que cuentan los residentes”, consta en el documento.

En el mismo oficio, los firmantes describen que previamente habían acudido al departamento de Nóminas del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, donde hasta ese momento, no aparecían en la lista de pagos proyectados para la segunda quincena de marzo.

“Acudimos con el Dr. Genaro Ortega Cariño, jefe de Servicios de Enseñanza e Investigación en las oficinas centrales del ISSSTE, quien desconoce la razón por la cual no se ha efectuado el pago. Por tal motivo solicitamos que se aclare y se resuelva a la brevedad esta situación”, señalan en la petición.

residentes issste
Médicos residentes. Foto: Cuartoscuro Archivo.

“Algún día pagarán”: Les piden a los residentes paciencia

En esa cita –que se había acordado de manera formal con él– reprochó a los residentes el porqué participaban en una residencia si no tenían dinero. Ejemplificó el monto que él gastaba “en su época” y les aseguró que tenían que “aguantarse”. “Que por qué le íbamos a reclamar a él, si él no sabía, que estaba haciendo su trabajo y que tuviéramos paciencia, que eventualmente algún día iban a pagarnos”, recuerda una de las residentes.

Sin información, y con la única justificación de que no hay dinero, no recibieron una previsión de cuándo podrían pagarles. Los médicos encargados han argumentado constantemente que se trata de un asunto administrativo. Luego les pidieron revisar en el área de pagos, donde se dieron cuenta que no aparecían en la nómina y que sumaban 55 residentes, solo en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, los que tenían el mismo problema.

“Nadie nos está respondiendo, nadie nos está diciendo qué pasa, porque siguen queriendo que cubramos estos turnos. Aparte también empezaron a correr médicos que están adscritos porque no había dinero y empezaron a rescindir contratos. El déficit del personal es muchísimo, y nosotros estamos cada vez con mayor carga de trabajo porque estamos solventando el déficit de todo el personal que hay. La carga del trabajo es mucho más, los horarios son mucho más extensos y todos estos hospitales se manejan por residentes”, explicó una de las médicas.

residentes issste
Foto genérica de hospital: Foto: Cuartoscuro.

Lee: AMLO le quitó 157 mil millones de pesos a la salud; suspendieron 97% de las atenciones a cáncer

La carga de trabajo en los residentes

El grupo de residentes que reclamaron el atraso de los pagos explicó también que en el turno de la tarde, noche y fines de semana no hay médicos subespecialistas de base en el 20 de Noviembre. Por lo tanto, termina bajo su cargo el cuidado de los pacientes, además de las urgencias y la operación cotidiana de la instalación hospitalaria.

Dada la falta de pago, enviaron también un oficio a la recién nombrada titular del ISSSTE, Bertha Alcalde Luján, con las mismas peticiones. Ese oficio tiene sello recepción por parte de la Dirección General del 27 de marzo, sin que se diera una respuesta oficial.

“Nos preocupa porque ya pasó en algún momento que quedaron a deber, pagaron en medio retroactivo parcialmente y quedaron a deber de todos modos dinero, y además, evidentemente cuando el pago supera una cantidad, el SAT nos está quitando todavía más impuestos y obviamente queda incompleto”, señaló una de las residentes.

Entérate: No fuimos Dinamarca: gobierno de AMLO deja sin consulta médica a 46% de enfermos pobres y sin cirugía a 500 mil personas

La residencia es parte de la formación académica en alguna especialidad médica. Tras aprobar el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM), una prueba aplicada cada año en México, los estudiantes tienen derecho a ingresar como residentes a cualquier institución médica pública. Por lo tanto, el gobierno supuestamente ya tiene un presupuesto fijo destinado a sus becas mensuales.

“Otra cosa que nos preocupa bastante es que al no tener un talón de pago actual perdemos el derecho al servicio médico, el que nos prestan, porque no tenemos cómo comprobar que somos trabajadores. Si nos pasa algo, no tenemos derecho al seguro. Lo hablamos con enseñanza y dijeron que verían el tema de intentar darnos algo, pero legalmente, como todos los derechohabientes, tienes que llevar tu talón de pago”, explicó la médica.

Mientras esperan por sus pagos, los residentes deben seguir soportando la carga de trabajo, prácticamente completa, en el hospital. Desde las 7 de la mañana tienen actividades académicas con los médicos adscritos, y posteriormente se dividen las labores asistenciales en hospitalización y la consulta externa, donde frecuentemente se encargan de darla solos, desde la valoración hasta el diagnóstico y el tratamiento, sobre todo en los turnos vespertino.

Otro residente, que ya lleva cuatro años en dos especialidades diferentes, asegura que en todos ellos ha vivido la misma situación en el retraso de pagos, de entre dos y tres quincenas. Sus actividades cotidianas, que se dividen en hospitalización y consulta externa, son prácticamente todas las que se hacen en el hospital, incluso cuando es necesario colaborar con los camilleros o en enfermería.

“Cosa que no nos debería corresponder, pero debido a una falta de personal tenemos que hacer eso. Nos toca tomar los exámenes de laboratorio cuando no hay personal de laboratorio que se encargue de tomarlos, muestras, sondas, colocar catéteres, básicamente nos encargamos prácticamente de todo. Tenemos un horario, los días que no tenemos guardias, de 7 de la mañana hasta 3 o 4 de la tarde; no tenemos horarios establecidos o específicos de comida”, relató.

Además, subrayó que todos los años, principalmente los residentes que van empezando no reciben su pago durante tres o hasta cuatro quincenas después de que inician sus labores, es decir, hasta mediados de abril o incluso mayo. Aunado a ello, en ocasiones no son retroactivos. “Malamente esto está normalizado en el sistema de salud de México”, concluyó el residente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
issste
médicos
residentes
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
Cómo extendió su poder en Chile el Tren de Aragua, la primera banda de crimen organizado trasnacional en operar en el país
10 minutos de lectura
Cómo extendió su poder en Chile el Tren de Aragua, la primera banda de crimen organizado trasnacional en operar en el país

Los tribunales de Chile empiezan a ver los casos contra miembros de la megabanda venezolana, que en los últimos años convirtió al país del sur en una gran base de operaciones.

09 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

“Hay homicidios de una gravedad que no habíamos visto antes en la historia del país. Me refiero a desmembramientos, torturas y enterrar a las personas vivas”.

Así describió el fiscal Mario Carrera a Tele13 Radio los delitos por los que se persigue a Los Gallegos, la banda que desde esta semana protagoniza lo que se ha considerado el juicio más importante de la historia del crimen organizado en Chile.

Los 38 acusados –34 venezolanos y cuatro chilenos– enfrentan cargos de homicidio calificado, secuestro, porte de armas y tráfico de drogas, y son considerados una célula del Tren de Aragua, la megabanda venezolana que en los últimos años convirtió a Chile en un gran centro de operaciones, el mayor después de su país de origen, según funcionarios policiales chilenos.

El Tren es, de hecho, el “primer grupo criminal trasnacional” con el que se ha enfrentado la Justicia chilena y una de las causas de la violencia en un país que en los últimos años ha visto crecer el número de homicidios.

La Fiscalía incluso atribuye al grupo la muerte del exmilitar disidente de Venezuela Ronald Ojeda, y la propia existencia del Tren de Aragua ha sido motivo de disputa diplomática con el gobierno de Caracas, que llegó a negar la existencia de la megabanda, algo que Chile, uno de los países que más sufre la violencia del grupo, consideró un “insulto”.

Pero ¿cómo se estableció, cuál ha sido y es su presencia en el país y cómo empezó la justicia chilena a encarar una criminalidad a la que nunca antes se había afrontado?

Para entenderlo, hay que remontarse primero a otro caso judicial.

La muerte de Mariana

Mariana (nombre ficticio) se desplomó poco después de cruzar la frontera entre Pisiga, en Bolivia, y Colchane, en el norte de Chile, a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Había caminando alrededor de 40 minutos, soportando bajas temperaturas, en medio de fuertes vientos y lluvia, por un terreno desértico y con vestimenta no adecuada. Viajaba junto a su hijo de 5 años, su madre, un hermano menor de edad y otros 50 extranjeros.

Cuando los carabineros intentaron auxiliarla, la migrante venezolana de 32 años ya estaba muerta.

Su caso fue reportado, sin más detalles, como uno de los cinco fallecimientos de migrantes ocurridos en el primer trimestre de 2021, cuando intentaban cruzar por pasos irregulares hacia Chile.

Migrantes cruzando a Chile.
Getty Images

Pero detrás de su muerte hay algo más que el desgaste físico de una joven madre. Mariana y su familia son parte de los 11 casos de víctimas del Tren de Aragua que figuran en la acusación presentada en marzo de 2022 contra 12 miembros de la organización criminal por Raúl Arancibia Cerda, quien entonces era fiscal regional de Tarapacá, en el norte de Chile.

“Se trata de la primera organización (el Tren de Aragua) que cumple con todas las características del crimen organizado trasnacional (…) en ser formalizada en el país (Chile)”, dice el documento de acusación al que tuvo acceso BBC Mundo.

El exfiscal regional Arancibia aseguró que, al menos hasta el momento en que formalizó el escrito, en 2022, “Chile estaba ajeno a este tipo de criminalidad”.

Pero ¿cómo un grupo criminal tan joven –con menos de 10 años de existencia–, comandado desde el interior de una prisión en un país a más de 4.700 kilómetros de distancia, logró establecerse con tanta fuerza y facilidad en el territorio chileno?

Cárcel de Tocorón en Venezuela
EPA

Las causas de su expansión

La migración aparece como un primer factor.

Hoy hay más de medio millón de venezolanos registrados en Chile, aunque la cifra podría ser el doble, debido a la gran cantidad de personas que han entrado por pasos informales.

La familia de Mariana figura entre miles de víctimas del tráfico de migrantes, y su historia combina algunas de las variables que explican cómo el Tren de Aragua se instaló en Chile y convirtió este país en su “segundo hogar”, según confirmó a BBC Mundo un funcionario de la Policía de Investigación de Chile (PDI) que investigó al grupo entre 2021 y 2023 y que prefirió no dar su nombre.

A comienzos de 2021, cuando todavía el impacto de la pandemia por covid-19 mantenía cerradas varias fronteras y la situación de los venezolanos se agravaba en sus países de acogida, Edgar, un hermano de Mariana que vivía en Chile, contrató los servicios de una supuesta agencia de viajes para trasladar a cuatro miembros de su familia desde Colombia hasta Iquique, en la frontera norte del país sureño, según se relata en la acusación formalizada por el fiscal Arancibia.

Edgar accedió a pagar US$2.400 para que sus parientes se reunieran con él. Pagó US$600 dólares por cada uno: Josefina, su mamá; Juan Carlos, su hermano menor de edad; Mariana, su hermana de 32 años; y José, su sobrino de 5 años, hijo de Mariana. (Todos los nombres son ficticios; en la acusación se les identifica sólo con siglas)

El grupo familiar emprendió el trayecto a comienzos de marzo de 2021.

Presos de la cárcel de Tocorón durante un operativo del gobierno para volver a ganar el control del recinto.
EPA

Pero cuando llegaron a Tumbes, en Perú, los hombres que los trasladaban les exigieron US$80 más por persona para continuar el viaje hasta Lima, y US$250 por cabeza para llegar a Colchane, en Chile. Así que Edgar transfirió otros US$1.360.

En ese punto ya se había percatado de que no había tal agencia de viajes. Estaban en manos de coyotes del Tren de Aragua, una organización que desde Venezuela ya se ha expandido al menos a seis países de América Latina.

La noche del 22 de marzo de 2021, luego de permanecer ocultos un par de días en el hotel España, en Pisiga, Bolivia, los familiares de Edgar iniciaron la travesía para cruzar la frontera y llegar a Chile.

A la cabeza de la “expedición” estaban tres hombres que, según la acusación, se identificaban por sus apodos: “Estrella” (Carlos González Vaca), quien ha sido señalado de ser uno de los líderes del Tren de Aragua en Chile; “Zeus” (Zeus Velásquez Aquino) y “Águila” (Juan José Trejo Varguilla). Todos de nacionalidad venezolana y miembros de la megabanda, según arrojó la investigación realizada por autoridades chilenas.

Ellos eran los que daban las instrucciones y expusieron a los migrantes “a condiciones extremas”, poniendo en riesgo la “integridad física y la vida” de todos, se lee en el documento elaborado por la fiscalía de la región de Tarapacá.

Cinta de la Policía de Investigaciones de Chile que dice
PDI Chile

Poco después de cruzar la frontera, Mariana comenzó a sentirse mal y su madre le pidió ayuda a alias Águila, quien golpeó a la joven por sentirse mal. Como consecuencia se desvaneció y acabó muriendo en suelo chileno.

“Al menos desde el año 2021 en la región de Tarapacá ha operado esta organización criminal trasnacional, vinculada con la Mega Banda Venezolana, el Tren de Aragua, cuya célula (…) se ha asentado en diversas ciudades de la región (…) como también se ha extendido hasta otras partes del país (…)”, concluye la acusación.

Los tres coyotes, entre otros, fueron detenidos en marzo de 2022.

El caso está actualmente en proceso de preparación para el inicio del juicio. Hay 12 acusados, incluido Carlos González Vaca, alias “Estrella”.

Considerado el líder de la primera célula del Tren identificada y desarticulada en Chile, la Fiscalía pide para él dos penas de presidio perpetuo calificado, una pena de reclusión perpetua y 125 años de prisión por delitos como secuestro con homicidio, trata de personas con fines de explotación sexual, tráfico de drogas y tráfico de migrantes, entre otros.

Migrantes venezolanos interceptados por carabineros en la frontera de Chile.
Getty Images

El estallido, la pandemia y la economía

“Creemos que la llegada del Tren de Aragua tiene que ver con el aprovechamiento de esta migración que hubo desde Venezuela a Chile”, le explicó a BBC Mundo Mauro Mercado Andaur, jefe nacional contra el Crimen Organizado de la Policía de Investigación (PDI) de Chile.

“La persona que emigra a través de distintas fronteras muchas veces tiene pocos recursos económicos y la necesidad rápida de llegar a su país de destino. El grupo criminal aprovecha la necesidad de los migrantes para hacer sus negocios ilícitos, los seduce y hasta les asignan tareas menores”, agregó.

Pero hay otros elementos que explican que Chile fuera el terreno escogido por la banda para instalarse.

Por un lado, coincide con el estallido social de 2019, “momento en el que teníamos otros focos de interés que estábamos abordando”, reconoció Mercado Andaur, apuntando a la pandemia por coronavirus.

Y es que la emergencia sanitaria forzó un cambio en la dinámica y la operatividad de los cuerpos de seguridad —precisa el policía—, que debieron ocuparse de problemas vinculados con la enfermedad al tiempo que desatendían tareas propias de sus funciones.

Asimismo, Chile fue uno de los primeros países de la región en tener vacunas disponibles y eso atrajo a muchas personas que buscaban servicios de salud de calidad.

Mauro Mercado Andaur (izquierda) junto a otros funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile durante una visita del subsecretario del Interior en noviembre de 2023.
PDI Chile
Mauro Mercado Andaur (izquierda) junto a otros funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile durante una visita del subsecretario del Interior en noviembre de 2023.

“Tuvimos que buscarlo en Google”

Arancibia, el exfiscal de Tarapacá, relató que la primera vez que escuchó hablar del Tren de Aragua fue en diciembre de 2020, cuando dos mujeres peruanas fueron detenidas mientras intentaban ingresar a Chile ketamina, una droga alucinógena.

“Ellas explicaron que habían sido obligadas a transportar la droga por gente del Tren de Aragua. Hasta ese momento no sabíamos nada de una megabanda venezolana, ni de una prisión de Tocorón (en Venezuela). Tuvimos que buscarlo en Google”, contó Arancibia.

Aunque al final comprobaron que las mujeres mentían y que no habían sido forzadas por ningún grupo criminal, el hecho abrió camino a la primera investigación sobre el Tren de Aragua en Chile. “Nos dieron a conocer lo que estaba pasando”.

Para entonces, las autoridades chilenas ya habían notado cambios en las dinámicas criminales en las regiones fronterizas del norte y la aparición de nuevos delitos sin tener claras las causas: más explotación sexual de extranjeras; tráfico de sustancias poco convencionales, extorsiones; más homicidios y tráfico de migrantes.

Aunque en esa frontera de Chile con Bolivia históricamente había habido actividad del crimen organizado, no había grupos, ni locales ni extranjeros, que ejercieran un control de las acciones ilícitas y se impusieran con violencia como lo hacía el Tren de Aragua.

“Encontraron la facilidad para apoderarse de territorios. Tomaron zonas casi despobladas para establecer sus negocios. También comenzaron a ofrecer servicios, como pasar migrantes de una frontera a otra, brindar seguridad a comercios o falsificar los documentos de identidad que las autoridades chilenas entregan a los migrantes”, detalló Mercado Andaur.

El embajador de Venezuela en Chile, Jaime Gazmuri, la subsecretaria de Relaciones Exteriores chilena, Gloria de la Fuente y el presidente chileno, Gabriel Boric, en una reunión mantenida en el Palacio de la Moneda el 13 de abril de 2024.
EPA
El embajador de Venezuela en Chile, Jaime Gazmuri, concurrió a mediados de abril con el presidente chileno, Gabriel Boric tras una crisis diplompática entre Chile y Venezuela.

Todo esto fue más fácil en Chile, entre otras cosas, por la ausencia de otros grupos de delincuencia organizada o competidores criminales.

“Históricamente nuestro grupos criminales han tendido a evolucionar hacia el lavado de activos, pero no hacia el control de un territorio por la fuerza. Tampoco tenían un gran poder de fuego. Por eso fueron sometidos fácilmente por los grupos extranjeros, como el Tren de Aragua, y terminaron cediendo los espacios y sometiéndose a ellos”, apuntó Mercado Andaur, que admitió la presencia de organizaciones colombianas y de otros países.

Exportación de crímenes

La capacidad de adaptación y el amplio portafolio criminal de la megabanda -se le atribuyen unos 20 delitos- también le permitió establecerse en Chile con actividades criminales que no eran practicadas por otros grupos, como la explotación sexual.

“Aquí la prostitución es legal, pero no había la figura del proxeneta. Ellos la trajeron y ahora controlan este delito en el país”, dijo el funcionario de la PDI.

Y a estos factores se suma que Chile tiene una de las economías más sólidas de América Latina, por lo que “la estabilidad económica del país y la cantidad de dinero circulante eran muy atractivos”, subraya Mercado Andaur.

Por eso Larry Amauri Álvarez Nuñez, alias “Larry Changa”, uno de los jefes y creadores del Tren de Aragua, escogió Chile para establecerse junto a su familia, según revelaron funcionarios de la PDI, Interpol y de la inteligencia colombiana.

Llegó en un vuelo comercial desde Caracas en 2018, regentaba un local de comida en el Jockey Club, a cuatro cuadras del Palacio de La Moneda, y además tenía varios establecimientos comerciales. Se instaló en Santiago y logró montar una operación de tráfico de drogas y lavado de dinero para la organización.

En 2022, cuando ocurrieron las primeras detenciones de sus compañeros, huyó y hoy se desconoce su paradero.

En la jerarquía de la organización tiene casi el mismo rango que Héctor Rusthenford Guerrero Flores, alias “Niño Guerrero”, jefe máximo del Tren, uno de los hombres más buscados de América Latina.

“Ahora hay 70 personas de la organización en prisión”, aseguró Mercado Andaur, quien añadió que “el grupo comenzó a fragmentarse después de la detención del líder (alías “Estrella”) y producto de la acción policial”.

“No negamos que siguen operando, pero al quedar tan expuestos han perdido sus redes de protección. Tienen una operación pequeña. Sin embargo, seguimos con la alerta alta para evitar que se articulen las células” del Tren de Aragua, el primer gran grupo trasnacional del crimen organizado en Chile.

línea de separación
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
issste
médicos
residentes
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...