Home
>
Salud
>
Fiscalía de CDMX suspende Pronatal, la clínica del “rey del parto inducido”, por malas prácticas y negligencia médica
Fiscalía de CDMX suspende Pronatal, la clínica del “rey del parto inducido”, por malas prácticas y negligencia médica
Foto: Archivo
3 minutos de lectura
Fiscalía de CDMX suspende Pronatal, la clínica del “rey del parto inducido”, por malas prácticas y negligencia médica
Luego de que en marzo de este año se hicieran públicas acusaciones de malas prácticas, negligencia y violencias del ginecobstetra Jesús Luján Irastorza,”el rey del parto inducido”, autoridades capitalinas realizaron un cateo a la clínica Pronatal.
05 de diciembre, 2023
Por: Marcela Nochebuena
@ 
0

La clínica Pronatal, a cargo del ginecobstetra Jesús Luján Irastorza, fue inspeccionada por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por indicios presuntamente relacionados con el delito de responsabilidad profesional, luego de diversos señalamientos de malas prácticas por parte del médico y de su equipo.

Durante los últimos días de la semana pasada, varias autoridades realizaron visitas de inspección en la clínica, quienes suspendieron sus actividades por presuntas irregularidades en el manejo de sus instalaciones y falta de cuidado en procedimientos médicos. 

Qué es el delito de responsabilidad profesional

El delito de responsabilidad profesional está contemplado en el artículo 322 del Código Penal de la Ciudad de México, y establece que los profesionistas, artistas o técnicos y sus auxiliares serán responsables de los delitos que comentan en el ejercicio de su profesión. 

Además de las sanciones dependiendo el delito, la legislación impone suspensión de un mes a dos años en el ejercicio de la profesión, o definitiva en caso de reiteración, así como reparación del daño.

Entre las faltas que el código contempla en el apartado “Abandono, negación y práctica indebida del servicio médico” están realizar cirugías innecesarias o con el fin de obtener lucro u ocultar el resultado de una intervención anterior y simularlas, así como practicarlas sin autorización poniendo en peligro la vida o la integridad de una función vital. En caso de que las víctimas sean menores de edad, las sanciones se triplican. 

Del mismo modo, los artículos 328 y 329 establecen de seis meses a tres años de prisión, y de 50 a 300 días de multa, así como la suspensión para ejercer la profesión u oficio, a médicos o enfermeras que suministren medicamentos inapropiados en perjuicio de la salud de los pacientes.

mujer embarazada
Foto: Cuartoscuro/Archivo

Quién es Jesús Lujan y de qué se le acusa

A Jesús Luján se le ha señalado, desde marzo de este año, por el suministro de medicamentos sin consentimiento o en dosis incorrectas –que pudo ser la causa del fallecimiento de un bebé, según consta en dos sentencias emitidas por una jueza y tres magistrados–, la práctica de intervenciones quirúrgicas innecesarias, complicaciones severas en procesos de fertilidad sencillos, retención de expedientes médicos y consecuencias fatales en el parto en cuatro casos.

Víctimas denuncian malas prácticas en clínica Pronatal

Las medidas tomadas por las autoridades derivan de denuncias iniciadas por sus víctimas. En marzo de este año, un total de 31 mujeres relataron a Animal Político las historias de violencias y malas prácticas que vivieron en su consultorio. A ello se han sumado acusaciones respecto a que no todo el personal que colabora en la clínica cuenta con la especialidad que ostenta; la participación de otros integrantes –médicas, enfermeras y administrativos– de su equipo, extracción de óvulos sin consentimiento y falsedad respecto a los presuntos donadores.

Lee más: Reflexiones sobre la violencia obstétrica

Animal Político también documentó que en México, los médicos que violentan a una paciente o llevan a cabo malas prácticas casi nunca enfrentan consecuencias: las víctimas que recurren a una demanda civil o denuncia penal terminan viviendo experiencias largas y revictimizantes, mientras que la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) establece como requisito la voluntad del médico para llevar a cabo procesos únicamente conciliatorios, y los órganos colegiados niegan la existencia de violencias específicas, como la obstétrica.

A partir de la publicación de los testimonios que dan cuenta de las prácticas de Luján Irastorza, también se conformó el colectivo Con ovarios, que tiene los objetivos de buscar justicia, informar y a la larga, generar propuestas legislativas.

Violencia obstétrica, colectivo Con Ovarios.
Colectivo Con Ovarios. Foto: Especial
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
embarazo
parto inducido
salud
violencia obstétrica
image
Qué es el síndrome de Cushing que sufre la actriz y comediante Amy Schumer
4 minutos de lectura
Qué es el síndrome de Cushing que sufre la actriz y comediante Amy Schumer
Luego de que en marzo de este año se hicieran públicas acusaciones de malas prácticas, negligencia y violencias del ginecobstetra Jesús Luján Irastorza,”el rey del parto inducido”, autoridades capitalinas realizaron un cateo a la clínica Pronatal.
26 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

“Fue como nacer de nuevo”. Estas fueron las palabras que utilizó la actriz y comediante estadounidense Amy Schumer para describir el momento en que recibió su diagnóstico de síndrome de Cushing.

Amy Schumer había sido objeto de comentarios sobre su cuerpo en redes sociales durante las últimas semanas, en los que algunas personas notaban que el rostro de la actriz se veía más “relleno”.

Al principio, Schumer había comentado que el cambio de apariencia se debía a que padecía endometriosis, una condición que afecta el sistema reproductivo de las mujeres.

Sin embargo, en los últimos días reveló que le habían diagnosticado el síndrome de Cushing, una enfermedad que puede alterar el funcionamiento del cuerpo como consecuencia de elevados índices de cortisol.

“Hay varios tipos de Cushing, algunos de ellos pueden ser fatales que requieren incluso de una intervención quirúrgica en el cerebro”, le dijo Amy Schumer al portal News Not Noise.

Schumer, quien es conocida por sus rutinas de comedia y películas como Trainwreck (Esta chica es un desastre), señaló que su diagnóstico no es tan delicado.

“El tipo de Cushing que sufro es el que de algún modo se soluciona solo, por lo que estoy saludable y esa es la mejor noticia que he podido recibir”, dijo la comediante.

La apariencia de Amy Schumer había causado revuelo en las redes sociales, por lo que ella misma consultó a los médicos a raíz de los comentarios que leyó, especialmente sobre su rostro.

Ella misma también había reportado a mediados de 2020 que había sido víctima de otro extraño padecimiento: la enfermedad de Lyme, que es causada por la picadura de un insecto.

Pero, ¿qué es el síndrome de Cushing y por qué puede ser fatal?

Síndrome de Cushing, una enfermedad rara

El síndrome de Cushing se le llama así porque, hacia 1932, el médico cirujano estadounidense Harvey Cushing lo reportó como un posible trastorno después de realizar varias investigaciones.

Cushing, conocido como un médico pionero de la neurocirugía, había observado que ciertos tumores hacían que el cuerpo produjera más cortisol que el normal y analizó las consecuencias que esto tenía en el cuerpo.

Ello dio inicio a la investigación del síndrome que llevaría su nombre.

De acuerdo al Servicio de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), el síndrome de Cushing se registra especialmente en personas que toman medicamentos con esteroides durante mucho tiempo, debido a que estos contienen una versión sintética del cortisol.

Ahora, aunque el síndrome había sido observado por Cushing por su trabajo en neurocirugía, lo cierto es que en muy raras ocasiones el cuadro puede ser causado porque el propio cuerpo produce elevadas cantidades de cortisol.

En estos casos, por lo general se debe a la presencia de un tumor en la glándula pituitaria del cerebro o en una de las glándulas suprarrenales.

Al cortisol se lo conoce como la hormona responsable de los reflejos de “pelear o huir”.

Cuando envía señales de alarma al cerebro en respuesta al estrés, puede influir en casi todos los sistemas del cuerpo, desde el inmunológico hasta el digestivo.

Esto hace que se presenten algunos síntomas en el cuerpo que están relacionados con este trastorno, como el aumento de grasa en el pecho y el estómago mientras se mantienen brazos y piernas delgados.

También la acumulación de grasa en la parte posterior del cuello y los hombros, que es conocida como “joroba de búfalo”.

Otro síntoma puede ser el rostro rojo, hinchado e inflamado, como en el caso de Amy Schumer.

Difícil diagnóstico

Aunque suele ser benigno, si no se trata, el síndrome de Cushing tiende a empeorar y puede llegar a causar la muerte.

El exceso de cortisol puede dañar tejidos y sistemas fundamentales para el cuerpo.

Y aquí surge otro inconveniente: es un trastorno infrecuente que afecta a apenas 2 personas en un millón.

Debido a eso, el diagnóstico suele ser tardío.

Para detectarlo, el paciente debe hacerse un examen de orina, sangre o saliva.

Según el NHS, la prueba de saliva es más precisa si se hace a medianoche, por lo que la persona debe ser ingresada en el hospital.

Para el test de orina el paciente debe tomar dexametasona, un corticoide sintético. Si la persona está sana, este medicamento disminuye los niveles de cortisol.

Si ello no ocurre, entonces es posible que tenga el síndrome de Cushing.

Línea
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
embarazo
parto inducido
salud
violencia obstétrica