Home
>
México Desigual
>
Nuevo rector en la UNAM: ¿Quiénes son los y las 17 aspirantes a ocupar la Rectoría?
Nuevo rector en la UNAM: ¿Quiénes son los y las 17 aspirantes a ocupar la Rectoría?
Son 17 aspirantes a ocupar la Rectoría de la UNAM. Foto: Cuartoscuro
4 minutos de lectura
Nuevo rector en la UNAM: ¿Quiénes son los y las 17 aspirantes a ocupar la Rectoría?
La UNAM publicó los nombres de los y las 17 aspirantes que buscarán llegar a la Rectoría en este proceso de sucesión; aquí te decimos quiénes son y su trayectoria.
06 de septiembre, 2023
Por: Contenido Animal Político
@ 
0

El proceso para elegir al nuevo rector, o rectora, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) continúa; ¿quiénes son los y las 17 aspirantes a ocupar la Rectoría? Aquí te contamos. 

Este miércoles 6 de septiembre de 2023, la Junta de Gobierno compartió en un comunicado quiénes son los y las académicas que avanzan en el proceso de sucesión porque entregaron los documentos necesarios y cumplieron con los requisitos de la convocatoria. 

Dichos documentos son públicos y están a disposición de la comunidad de la UNAM y al público en general, en la página de la Junta de Gobierno, donde pueden ser consultados sus currículum vitae, semblanzas y proyectos de trabajo de llegar a la Rectoría

Leer más: En pleno proceso de renovación de rector, Enrique Graue advierte a estudiantes sobre intenciones de desestabilizar a la UNAM

¿Quiénes son los y las aspirantes a ser el nuevo rector de la UNAM? 

De los 17 aspirantes a la Rectoría de la UNAM, hay 12 hombres y 5 mujeres, todos con trayectoria académica en la Universidad. 

Sin más, aquí la lista de quiénes son

  • Dra. Laura Susana Acosta Torres
  • Dr. Sergio Manuel Alcocer Martínez de Castro
  • Dr. Luis Agustín Álvarez Icaza Longoria
  • Dr. Raúl Juan Contreras Bustamante
  • Mtro. Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz
  • Dra. Patricia Dolores Dávila Aranda
  • Dr. Germán Fajardo Dolci
  • Dr. Héctor Hiram Hernández Bringas
  • Dr. William Henry Lee Alardín
  • Dr. Leonardo Lomelí Vanegas
  • Dra. María Esperanza Martínez Romero
  • Dr. Daniel Trejo Medina
  • Dr. Imanol Ordorika Sacristán
  • Dra. Guadalupe Valencia García
  • Dr. Ambrosio Francisco Javier Velasco Gómez
  • Dra. Luz del Carmen Alicia Vilchis Esquivel
  • Dr. Domingo Alberto Vital Díaz

¿Quiénes son las mujeres que buscan ser la primera nueva rectora de la UNAM? 

En más de 110 años de historia desde su fundación, la UNAM no ha tenido a una mujer como rectora, situación que el actual proceso de sucesión podría hacer realidad. 

Aquí una semblanza de las 5 mujeres que buscan ser la primera rectora de la UNAM. 

Laura Susana Acosta Torres

Laura Susana Acosta Torres es doctora en Ciencias de la División de Estudios de Posgrado e Investigación de la Facultad de Odontología, UNAM. Tiene 44 años, es cirujana Dentista por la UNAM y realizó una estancia Posdoctoral en el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada; también cuenta con diplomados, cursos y es miembro de la Academia Nacional de Medicina de México.

Desde 2017 dirige la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad León, ENES Unidad León; es profesora de Carrera Titular “B”, investigadora nivel I del Conahcyt y presidenta del Consejo Nacional de Educación Odontológica. 

Laura Susana Acosta Torres
Laura Susana Acosta Torres es la mujer más joven que busca ser rectora. Foto: UNAM

Patricia Dolores Dávila Aranda

Por orden alfabético, en segundo lugar está la doctora Patricia Dolores Dávila Aranda, investigadora Titular “C” en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, licenciada en Biología por la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa y maestra en Ciencias por la Facultad de Ciencias de la UNAM. 

Tiene un doctorado que hizo en Iowa State University (EUA) y bajó su dirección se han titulado o graduado 50 alumnas y alumnos: 15 de licenciatura, 22 de maestría y 13 de doctorado.

Sus líneas de estudio e investigación están centradas en la sistemática vegetal, la biogeografía y la conservación de recursos naturales con resultados presentados en más de 170 foros nacionales y 58 internacionales, incluyendo alrededor de 30 conferencias magistrales con un total de 181 contribuciones científicas.

Patricia Dolores Dávila Aranda
Patricia Dolores Dávila Aranda quiere ser la primera mujer rectora de la UNAM. Foto: Cuartoscuro

Esperanza Martínez Romero

Esperanza Martínez Romero es la tercera aspirante a la rectoría de la UNAM, es doctora y realizó sus estudios de licenciatura en el Instituto de Investigaciones Biomédicas, a los que siguieron los de maestría y doctorado que cursó en el Centro de Ciencias Genómicas (CCG) de la misma universidad y donde trabaja como Investigadora Titular C.

Ha participado en distintos cuerpos colegiados, en el Consejo Técnico de la Investigación Científica y en el Consejo Interno de su institución, también es parte de la Unidad de Apoyos Especiales para la Investigación y la Docencia y del Instituto de Biotecnología de la UNAM. 

Martínez Romero ha sido reconocida por sus colegas, quienes nombraron una especie de bacteria en su honor, Rhizobium esperanzae. 

Esperanza Martínez Romero
Esperanza Martínez Romero. Foto: Cuartoscuro

Guadalupe Valencia García

La doctora en sociología Guadalupe Valencia García es la cuarta mujer que quiere ser la primera rectora de la UNAM; ella es coordinadora de Humanidades e investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de esta casa de estudios. 

Desde hace más de una década, sus líneas de investigación son el tiempo social, los usos y discursos temporales y su relación con las identidades sociales; es especialista en sociología del tiempo y pertenece al Sistema Nacional de Investigadores en el nivel III.

Guadalupe Valencia ha publicado tres libros como autora, uno como co-autora, once libros como coordinadora y uno como compiladora; además ha publicado 32 capítulos en libros, veintiocho artículos en revistas arbitradas, dos cuadernos de investigación y diecisiete prólogos e introducciones. 

Guadalupe Valencia García
Guadalupe Valencia García aspira a ser la primera rectora de la UNAM. Foto: Cuartoscuro

Luz del Carmen Alicia Vilchis Esquivel

Finalmente, la doctora Luz del Carmen Alicia Vilchis Esquivel tiene 66 años de edad y en su formación académica cuenta con las Licenciaturas en Diseño Gráfico y Filosofía por la UNAM; maestrías en Comunicación y Diseño Gráfico, neuropsicología; doctorados en Bellas Artes, Filosofía y Docencia en Artes y Diseño. 

Recibió el Doctorado Honoris Causa en Filosofía Educativa por el Consejo Iberoamericano para la Calidad Educativa en Punta del Este, Uruguay; cuenta con 15 diplomados y 50 cursos especializados, y es pionera en la capacitación asistida por computadora, domina varias plataformas y programas de software. 

Luz del Carmen Alicia Vilchis Esquivel
Aspirantes Luz del Carmen Alicia Vilchis Esquivel a la Rectoría de la UNAM. Foto: Especial
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Aspirantes
rectoría
UNAM
image
La decisión judicial en EE.UU. que considera que los embriones congelados son niños
7 minutos de lectura
La decisión judicial en EE.UU. que considera que los embriones congelados son niños
La UNAM publicó los nombres de los y las 17 aspirantes que buscarán llegar a la Rectoría en este proceso de sucesión; aquí te decimos quiénes son y su trayectoria.
22 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Es una decisión que ha abierto un nuevo frente en la batalla de la medicina reproductiva en EE.UU.

La Corte Suprema del estado de Alabama emitió hace unos días una sentencia en la que considera como “bebés” a los embriones congelados, por lo que también fija responsabilidades para quienes se vean involucrados en su destrucción accidental.

Esto ha llevado al sistema sanitario de la Universidad de Alabama en Birmingham, el mayor hospital del sur de Estados Unidos, ha interrumpir sus servicios de fecundación in vitro (FIV) por precaución ante posibles acciones penales.

La institución declaró que seguiría extrayendo óvulos de los ovarios de las mujeres. Sin embargo, dijo que detendría el siguiente paso del proceso de la FIV, en el que los óvulos son fertilizados con esperma antes de ser implantados en el útero.

“Nos entristece que esto afecte los intentos de nuestros pacientes de tener un bebé mediante FIV”, declaró la institución en un comunicado.

“Pero debemos evaluar la posibilidad de que nuestros pacientes y nuestros médicos puedan ser procesados penalmente o enfrentarse a daños punitivos por seguir el estándar de atención para los tratamientos de FIV”.

Poco después, una segunda clínica, Alabama Fertility, también suspendió los procedimientos por el “riesgo legal” que ahora enfrentan.

Expertos médicos y grupos de defensa de la reproducción advirtieron que la sentencia podría tener consecuencias negativas para los tratamientos de fertilidad en Alabama y otros estados.

A su vez, los grupos conservadores expresaron satisfacción por la sentencia, argumentando que incluso el embrión más pequeño merecía protección legal.

¿Qué originó esta decisión?

La decisión tiene su origen en una demanda por homicidio culposo interpuesta por tres parejas cuyos embriones fueron perdidos en una clínica de fertilidad en 2020.

Un paciente había entrado en el lugar donde se almacenaban los embriones, los manipuló y los dejó caer accidentalmente. Como consecuencia, los embriones quedaron destruidos.

Los jueces de la Corte Suprema de Alabama
Corte Suprema de Alabama
Los nueve jueces de la Corte Suprema de Alabama se identifican como conservadores.

Las parejas demandaron al Centro de Medicina Reproductiva y a la Asociación de Enfermería de Mobile en virtud de la Ley estatal de Muerte Injusta de un Menor. Esta ley cubre a los fetos, pero no los a los embriones resultantes de la FIV.

Un tribunal inferior había dictaminado que los embriones no tenían la consideración de persona o niño, y que la demanda por homicidio culposo no podía prosperar.

Pero en su sentencia, la Corte Suprema de Alabama dio la razón a las parejas demandantes y dictaminó que los embriones congelados se consideraban “bebés”.

La ley de muerte por negligencia se aplica a “todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación”, se lee en la decisión.

Coincidiendo con la opinión mayoritaria, el presidente del tribunal, Tom Parker, escribió: “Incluso antes de nacer, todos los seres humanos tienen la imagen de Dios, y sus vidas no pueden ser destruidas sin borrar su gloria”.

¿Qué implicaciones tiene en Alabama?

La sentencia no prohíbe ni restringe la FIV y, de hecho, las parejas que presentaron el caso se habían sometido al procedimiento.

Pero la decisión puede causar confusión sobre si algunos aspectos de la FIV son legales según la ley de Alabama, dicen los expertos.

Si un embrión se considera una persona, podría plantear dudas sobre cómo pueden utilizarlo y almacenarlo en las clínicas.

Elisabeth Smith, directora de política estatal del Centro de Derechos Reproductivos, dijo a la BBC: “No todos los embriones [de fecundación in vitro] se utilizan, ni pueden utilizarse”.

“Promulgar una ley que conceda personalidad jurídica a los embriones podría tener consecuencias desastrosas para el uso de la FIV, una ciencia en la que muchas personas confían para constituir sus familias”.

Una protesta en Alabama a favor del aborto
Getty Images
Como en otros estados, el aborto ha sido un tema divisivo en Alabama.

La ambigüedad de la ley podría extenderse también a los propios pacientes, que podrían tener dudas sobre si el procedimiento sigue estando disponible o sigue siendo legal.

La Asociación Médica del Estado de Alabama manifestó en un comunicado: “La trascendencia de esta decisión afecta a todos los habitantes de Alabama y es probable que dé lugar a un menor número de bebés -hijos, nietos, sobrinas, sobrinos y primos-, ya que las opciones de fertilidad se limitan para quienes desean tener una familia”.

¿Cómo influye en el debate nacional?

Cuando la Corte Suprema de Estados Unidos anuló en 2022 el derecho a la interrupción del embarazo en todo el país, abrió la puerta a que los Estados promulgaran sus propias leyes al respecto.

Desde esa decisión, los estados gobernados por los demócratas han ampliado el acceso al aborto, mientras que los de mayoría republicana lo han restringido.

Antes de esta decisión, Alabama ya prohibía el aborto en todas las fases del embarazo.

La Casa Blanca calificó la nueva sentencia estatal como ” el tipo exacto de caos que esperábamos cuando el Tribunal Supremo anuló el caso Roe vs. Wade y allanó el camino para que los políticos influyan en una de las decisiones más personales que pueden tomar las familias”.

Carteles a favor y en contra del aborto frente a la Corte Suprema de EE.UU.
Getty Images
Desde 2022, el aborto ha estado en el centro del debate de EE.UU.

Los detractores de la interrupción legal del embarazo también han estado siguiendo de cerca esta sentencia. La cuestión de cuándo un embrión o un feto se considera legalmente una persona es un factor en muchas restricciones estatales al aborto.

Alliance Defending Freedom, un grupo jurídico cristiano conservador, describió la sentencia de Alabama como una “tremenda victoria para la vida”.

“No importan las circunstancias, toda vida humana es valiosa desde el momento de la concepción”, dijo la portavoz Denise Burke a la BBC. “Estamos agradecidos de que la Corte haya considerado correctamente que la ley de Alabama reconoce esta verdad fundamental”.

Otros activistas antiaborto afirmaron que la FIV no era una cuestión ética tan clara a sus ojos, en comparación con la interrupción del embarazo.

Eric Johnston, un abogado que ayudó a redactar la ley de Alabama sobre el aborto en 2018, le dijo a la BBC: “En general, la comunidad provida diría que los óvulos fertilizados necesitan protección”.

Pero reconoció que había parejas con puntos de vista contrarios al aborto que habían utilizado la FIV para tener hijos, y dijo que nunca los condenaría.

“Es un dilema, y un dilema es algo para lo que no se tiene una respuesta satisfactoria”, añadió.

¿Qué es la FIV?

La fecundación in vitro ayuda a una mujer que tiene dificultades para quedar embarazada. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., alrededor del 2% de los embarazos en EE.UU. (unos 97.000 casos) son resultado de la FIV.

El proceso consiste en extraer los óvulos de los ovarios con una aguja y combinarlos con el esperma en un laboratorio. Después, el embrión fecundado se implanta en el útero de la mujer, donde puede desarrollarse un embarazo.

Pero el proceso no es garantía de un embarazo. Cuando no hay éxito, serán necesarios más intentos para lograr un embarazo.

En algunos casos, como en el caso de Alabama, los embriones fecundados se congelan y almacenan en tanques con nitrógeno líquido. Según los expertos, pueden conservarse durante décadas.

Un procedimiento de FIV
Getty Images

¿Cómo impacta a otros estados?

Los estados de EE.UU. tienden a replicar la legislación de otros. Se ha visto esta tendencia en el caso del aborto.

Aunque la sentencia de Alabama solo se aplica dentro del estado, los expertos señalaron que en otros estados podría haber intentos legislativos o demandas encaminadas a promover el concepto de que los embriones congelados deben considerarse legalmente seres vivos.

Pero señalaron que parecía improbable que este caso concreto acabara en la Corte Suprema de EE.UU., como ocurrió con la cuestión del aborto, porque la sentencia de Alabama se originó en un tribunal estatal y se refiere a una interpretación de la ley estatal, no de la federal.

¿Cómo influye en las elecciones?

El derecho a la interrupción del embarazo ha sido un tema favorable para los demócratas desde que la Corte Suprema anuló el caso Roe vs. Wade que garantizaba el derecho constitucional a interrumpir el embarazo.

Tras la sentencia de Alabama, los candidatos demócratas podrían prometer que buscarán proteger el acceso a los tratamientos de fertilidad en todo Estados Unidos.

Los políticos republicanos, por su parte, suelen ponerse del lado de los conservadores religiosos que quieren prohibir o limitar el aborto en el país.

La aspirante presidencial republicana Nikki Haley, la única contendiente que queda en la carrera contra Donald Trump por la nominación, respaldó el jueves la decisión de Alabama.

“Para mí, los embriones son bebés”, dijo. “Cuando hablas de un embrión, estás hablando de eso”.

Línea gris
BBC

Recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la última versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Aspirantes
rectoría
UNAM