Home
>
Analisis
>
Autores
>
Explicador político
>
Servidores de la nación, la maquinaria de relojería
plumaje-icon
Explicador político
Periodista y explicador de la política de las cosas y las cosas de la... Continuar Leyendo
4 minutos de lectura
Servidores de la nación, la maquinaria de relojería
Existen actualmente 19 mil 394 servidores de la nación, una estructura que ha sido llamada por el presidente a actuar de manera perfecta y precisa, pues de ella depende la continuidad de su proyecto.
29 de enero, 2023
Por: Ernesto Núñez Albarrán
0

A 17 meses de las elecciones de 2024, el presidente de la República ha iniciado una serie de reuniones con los servidores de la nación, la estructura encargada de llevar los programas del bienestar a todos los rincones del país. Quiere aceitar la maquinaria que puede garantizarle que Morena siga ganando elecciones.

Los números del presidente son contundentes: tan sólo en este 2023, esos funcionarios -promotores de a pie de la llamada “Cuarta Transformación”- serán los encargados de dispersar 600 mil millones de pesos de los Programas del Bienestar entre 25 millones de beneficiarios directos.

Por la importancia de esta estructura para su proyecto y su “movimiento”, el presidente decidió dedicar tres días a encabezar reuniones con los servidores de la nación de siete entidades: Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Michoacán y Morelos.

En esas congregaciones multitudinarias conminó a sus representantes a redoblar el paso, ajustarse el chaleco guinda y no dejar sin visitar a una sola persona que demande una beca, un apoyo, una pensión.

De acuerdo con la crónica de Jorge Ricardo y Antonio Baranda, publicada el sábado en Reforma, en la reunión del viernes por la noche en la Sala de Armas de la Magdalena Mixhuca, en la Ciudad de México, el presidente conminó a estos funcionarios a hacer un calendario para la dispersión de recursos y asegurarse de que el Banco del Bienestar opere como una máquina de relojería. “Tiene que ser perfecto”, les advirtió.

Según les dijo el presidente, los servidores de la nación son los funcionarios más importantes de la “Cuarta Transformación” -mucho más que los que están detrás de un escritorio-, pues son quienes están en contacto directo con el pueblo, recorriendo las comunidades, llegando a todos los rincones de la patria.

El presidente sabe, también, que el 2024 depende de ellos.

Quizás por eso, el viernes anunció que piensa realizar 3 mil asambleas con servidores de la nación, pues se les agota el tiempo, y por ello ordenó que a más tardar en julio estén operando 3 mil sucursales del Banco del Bienestar, infraestructura clave para la transferencia directa a los beneficiarios.

* * *

La estructura de Servidores de la Nación nació en el proyecto de López Obrador desde la campaña de 2018 para promover el voto, coordinada desde la dirigencia nacional de Morena.

Comenzó a materializarse como aparato de gobierno en la etapa de transición, entre julio y noviembre de ese año. En ese periodo, los servidores recibieron un sueldo para hacer un primer recorrido por todo el país y levantar el Censo del Bienestar, que resultó clave para el diseño de los programas sociales de la 4T y de un primer padrón de beneficiarios.

El ejército de servidores fue ideado y operado por Gabriel García Hernández, un antiguo colaborador y operador financiero de López Obrador en el gobierno de la Ciudad de México, en la asociación Honestidad Valiente, en Morena y en la Presidencia de la República.

De 2018 a 2021, Gabriel García fue el coordinador de los Programas del Bienestar y jefe de los 32 subdelegados que, a su vez, son los encargados de bajar los programas sociales en sus estados y coordinar a los servidores de la nación.

García fue sustituido por Carlos Torres, el secretario técnico de la Presidencia de la República, quien asumió en el mismo cargo las funciones de la coordinación de Programas del Bienestar.

Según los registros del portal Nómina Transparente del gobierno federal, actualmente existen 19 mil 394 Servidores de la Nación, en su mayoría con sueldos mensuales de 11 mil 294 pesos brutos.

Esa es la tropa estratégica para la continuidad de la “Cuarta Transformación”, que ha sido denunciada por los partidos de oposición como una maquinaria electorera similar a la que usaba el PRI en la época del Programa Solidaridad, a finales de los 80 y la década de los 90.

Los señalamientos se deben al mimetismo entre un servidor de la nación y su chaleco guinda (al que por instrucciones del INE se le quitó en 2019 el bordado con el nombre de Andrés Manuel López Obrador), y un promotor del voto de Morena, ataviado con el mismo color.

En las elecciones locales de este sexenio, PRI, PAN y PRD han interpuesto varias denuncias en contra de esta estructura, e incluso recientemente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al Consejo General del INE a emitir reglas para impedir que los Servidores de la Nación sean al mismo tiempo promotores del voto en favor del partido en el gobierno.

El INE emitió lineamientos “de cancha pareja” en diciembre del año pasado, en los que reitera la prohibición de utilizar los programas sociales como instrumento de campaña, básicamente impidiendo que se hagan entregas masivas de recursos o propaganda al respecto en tiempos de campaña.

Pero la principal prohibición para que los programas sociales se manipulen con fines electorales está en la Constitución, en la que fue precisamente López Obrador quien promovió que se incluyera como delito grave la compra y coacción del voto.

Hay una línea muy delgada entre el reparto de programas sociales a población que, evidentemente, necesita de esas becas y pensiones, y la promoción de un proyecto de gobierno absolutamente mimetizado con el discurso del partido. ¿En qué momento la perfecta maquinaria de relojería trabaja para beneficiar a la población más pobre, y en qué momento para ayudar al partido?

Lo más probable es que esa línea se cruce infinidad de veces en los tiempos electorales que se avecinan.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
Cómo es IK-3, la temida prisión en Siberia en la que murió el opositor ruso Alexei Navalny
2 minutos de lectura
Cómo es IK-3, la temida prisión en Siberia en la que murió el opositor ruso Alexei Navalny
Existen actualmente 19 mil 394 servidores de la nación, una estructura que ha sido llamada por el presidente a actuar de manera perfecta y precisa, pues de ella depende la continuidad de su proyecto.
16 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Se sintió mal y desfalleció. Es todo lo que se sabe de momento de la muerte del más férreo opositor de Vladimir Putin, Alexei Navalny, de 47 años.

El Servicio Penitenciario Federal de Rusia confirmó la noticia desde la cárcel en la que se encontraba, conocida como la colonia “Lobo Polar” y considerada una de las prisiones más duras de Rusia.

Al penal situado en el remoto distrito autónomo de Yamalia, en el Círculo Polar Ártico, se dirigieron los abogados del fallecido disidente político.

Fue trasladado allí a principios de diciembre del año pasado después de estar desaparecido durante dos semanas.

Reapareció en esta colonia de régimen especial a unos 1.900 kilómetros al noreste de Moscú, donde las temperaturas se acercan a -40°C en invierno.

Lejos de su familia y colaboradores, Navalny vio restringido su régimen de visitas, así como el acceso a cartas o correos electrónicos.

Heredera de los gulags soviéticos

Las colonias de régimen especial son instituciones con las condiciones de detención más severas. Según el Código Penal de Rusia, allí se envía a los condenados a cadena perpetua o a “reincidencia de delitos especialmente peligrosos”.

Las colonias penales son descendientes de los gulags de la era soviética, los famosos campos de trabajo de la era de Stalin donde miles de rusos perdieron la vida entre entre 1930 y 1950.

Hasta 170 prisioneros eran recluidos estrechamente en cada celda. Se estima que 20 millones de personas murieron durante el reino del terror de Stalin.

Navalny, que compareció recientemente ante el tribunal a través de un enlace de vídeo, dijo que estaba satisfecho con las condiciones en la colonia. “Estoy mejor aquí que en el IK-6”, comparó con la anterior prisión.

Fundada en 1961, la colonia penal IK-3 se construyó en el lugar del antiguo Gulag 501.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.