Home
>
Analisis
>
Invitades
>
El cementerio de las vivas: Mujeres privadas de libertad en el CEFERESO No. 16
plumaje-icon
Blog Invitado
Espacio de análisis, blogueo y... Continuar Leyendo
8 minutos de lectura
El cementerio de las vivas: Mujeres privadas de libertad en el CEFERESO No. 16
En el CEFERESO No. 16 mujeres privadas de su libertad y en espera de sentencia viven en condiciones indignas por falta de atención médica, alimentos insalubres, escasez de agua potable, ausencia casi total de oportunidades laborales y aislamiento de sus familias y redes de apoyo. A esto se suma la deficiente atención que reciben de las instituciones responsables de garantizarles una vida digna, como la CEAV, el IFDP y la CNDH.
05 de agosto, 2023
Por: Salvador Leyva
0

“El cementerio de las vivas”. Así llaman algunas mujeres al único penal federal para ellas, el CEFERESO No. 16, ubicado en Coatlán del Río, Morelos, a 70 kilómetros de Cuernavaca. En este complejo de barrote y cemento, las mujeres pueden pasar desde unos meses hasta más de 15 años esperando sentencia, es decir, inocentes pero tratadas como culpables.

Aisladas de sus familias y redes de apoyo, reciben noticias de la vida cotidiana en el exterior que les fue vetada: nacimientos, matrimonios, muertes, logros, etc., sin poder formar parte de ello. No forman parte de estos eventos a pesar de ser inocentes, pero se enteran de ellos desde ese cementerio, donde aún con vida, para la sociedad están muertas.

Nuestros sistemas penal y penitenciario permiten que las mujeres estén a cientos de kilómetros de su familia, defensa, juzgados, y de cualquier red de apoyo durante todo el tiempo que dure un juicio y el cumplimiento de una sentencia. A estas mujeres se les condena desde un inicio a una vida en soledad y aislamiento, al olvido de las instituciones y la sociedad.

Las condiciones de internamiento en el penal hacen que la vida se vuelva insoportable. En el CEFERESO No. 16 se vive en condiciones indignas provocadas por la falta de atención médica, los alimentos insalubres, la escasez de agua potable y la ausencia casi total de oportunidades laborales; las pocas que existen rozan en la línea de la explotación. A esto se suma la deficiente atención que reciben de las instituciones responsables de garantizarles una vida digna, léase la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), el Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), entre otras.

En agosto de 2022 el IFDP e integrantes de la Oficina del Alto Comisionado para las Naciones Unidas en México (OACNUDH) visitaron a 22 mujeres privadas de libertad en el CEFERESO No. 16, cuyos casos fueron objeto de una comunicación colectiva presentada ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de las Naciones Unidas. Esta comunicación se relaciona con la discriminación estructural que se ejerce en contra de las mujeres privadas de libertad en el CEFERESO No. 16. Fue admitida por el organismo internacional el 14 de octubre de 2022 y probablemente culminará en la primera recomendación de este organismo, dirigida al Estado mexicano por violaciones a derechos humanos cometidas en contra de mujeres privadas de libertad.

Derivado de esta visita, entre septiembre y octubre de 2022 la Secretaría Técnica de Combate a la Tortura del IFDP coordinó brigadas en las que se recabaron los testimonios de las más de 1,200 mujeres que habitaban el CEFERESO No. 16 en ese momento. Durante estas visitas se recabaron los testimonios de cada una de estas mujeres, con especial énfasis en sus necesidades médicas y de asistencia jurídica, y se constató la situación en las que viven.

Como si las condiciones indignas no fueran suficientes, durante estas brigadas se confirmó que personas funcionarias del penal ejecutan actos de tortura en contra de las mujeres, usualmente disfrazados de “medidas disciplinarias”.

Durante una de las visitas, el 24 de septiembre de 2022, mujeres comentaron al personal del IFDP que es común que las funcionarias penitenciarias sometan a las personas “revoltosas” o “indisciplinadas” a una práctica conocida como “cuatro puntos”.

Esta práctica consiste en colocar a la mujer en una cama del “área médica” esposada de manos y pies por días. Estando dentro del penal, el personal se enteró que “Laura” y otras mujeres llevaban más de 10 días incomunicadas en el “hospital”, sometidas a este método de tortura. Gracias al testimonio de sus compañeras, ese mismo día la Secretaría Técnica de Combate a la Tortura presentó una demanda de amparo por la incomunicación y la tortura perpetrada en ese momento.

La Jueza Cuatro de Distrito en el Estado de Morelos, Erika Nayeli Torres Santiago, conoció el caso de “Laura” y se enfrentó al secretismo penitenciario que impera en nuestro sistema judicial. La Directora del penal negó los actos reclamados:

“… derivado de una reubicación realizada a la impetrante, la misma se negó a ingresar a su nueva ubicación, amenazando al personal de seguridad con atentar contra su vida comenzando a golpearse la cabeza, atentando contra su integridad física, razón por la cual es trasladada al área de hospital para ser valorada por el área médica”.

El mismo día que se presentó la demanda, una actuaria del Juzgado Cuarto acudió al CEFERESO No. 16. La Comandante del penal le negó el ingreso al área médica, 1 pero le permitieron entrevistarla en “el área donde se encuentra el libro de registro”. La actuaria judicial pudo constatar las marcas de las esposas en las muñecas de Laura, quien le confirmó que estaba aislada desde el 11 de septiembre pasado, es decir, 14 días. Si bien Laura mencionó que en el área del hospital no era golpeada y que contaba con alimentos y condiciones de higiene apropiadas, otras mujeres que dieron sus testimonios al personal del IFDP declararon que ha habido casos de mujeres violadas durante su estancia “en cuatro puntos”.

En su sentencia, la jueza Torres concluyó que había evidencia razonable para considerar que se cometieron actos de tortura física o psicológica en contra de Laura por parte de las autoridades responsables. La jueza resolvió que Laura estuvo en el área de hospitalización del 11 al 24 de septiembre (fecha en que se presentó la demanda), sin que las autoridades penitenciarias justificaran su estancia en ese lugar. En cuanto a las marcas en las muñecas que documentó la actuaria judicial, la jueza observó que nada indicaron las autoridades al respecto, ni justificaron por qué Laura llevaba catorce días aislada, esposada a cuatro puntos día y noche.

En su sentencia emitida el 18 de julio de 2023, la jueza Torres ordenó a las autoridades penitenciarias: tomar las medidas indispensables a efecto de que Laura reciba atención psicológica adecuada, encaminada a resarcir algún daño en la psique, como consecuencia de la conducta a la que fue sometida; otorgarle la atención médica especializada, que resulte necesaria, a consecuencia de los actos infringidos, y tomar todas las medidas pertinentes para que se no se comentan en contra de Laura actos como los que fueron materia de la sentencia.

La práctica conocida como “cuatro puntos” en el CEFERESO No. 16 fue documentada también por el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT). Esta institución documentó cómo en marzo de 2021 una mujer con diagnóstico de ansiedad y con antecedentes de consumo de sustancias psicoactivas, al negarse a ingresar a su estancia, fue también trasladada al área médica en calidad de “observación”.

Irónicamente, según el expediente penitenciario, las autoridades, “previa autorización”, procedieron a “realizar sujeción gentil por medidas de seguridad”. Sin embargo, días después, según consta en el propio expediente, el director jurídico del penal recibió la denuncia de esta persona, en la que manifestó que “recibió tortura por parte de oficiales hombres que la golpearon, gasearon y estuvo hasta el 24 de marzo esposada de manos y pies en el hospital, que aun cuenta con quemaduras en el cuerpo del gas que le 36 rosearon (sic)…”. Las autoridades del área de seguridad y custodia respondieron al director jurídico sobre los hechos narrados en el párrafo anterior que “al realizar la búsqueda no se encontró registro de lo que aduce la quejosa” [CNDH, MNPT, Informe Especial 1/2023 del MNPT relacionado con las visitas de supervisión al Centro Federal de Readaptación Social Número 16, Femenil, Coatlán del Río, Morelos, párr. 85 a 87].

Una semana después de haber identificado el caso de Laura, durante las visitas realizadas por el IFDP, más de 400 mujeres en el CEFERESO No. 16 fueron intoxicadas sin que a la fecha exista una explicación plausible de lo sucedido, ni se hayan realizado acciones para que hechos como este no vuelvan a ocurrir, y en caso de ser así, las autoridades tengan la capacidad de atender una emergencia de este tipo [CNDH, Comunicado DGDDH/130/2023, CNDH dirige Recomendación al OADPRS derivada de la intoxicación de 404 mujeres privadas de la libertad que consumieron alimentos en el CEFERESO 16, 24 de mayo de 2023].

El IFDP presentó una demanda reclamando los tratos crueles, inhumanos y degradantes causados por la intoxicación y la falta de atención médica. El caso lo conoce la Jueza Quinto de Distrito en el Estado de Morelos, Martha Eugenia Magaña López, en el expediente de amparo indirecto 1284/2022. En este juicio se demandó también a la empresa “Capital Inbursa”, S.A. de C.V., que actualmente presta sus servicios en el CEFERESO No. 16, incluida la alimentación.

Estos son tan solo esbozos de lo que se vive dentro del CEFERESO No. 16. Aislar a las mujeres en un municipio de difícil acceso como Coatlán del Río impacta negativamente no solo en sus vidas personas, sino en sus procesos y la posibilidad de acceder a la justicia. Hay mujeres quienes, como Brenda Quevedo, llevan cumpliendo una pena de más de 16 años sin contar aún con una sentencia. Estar lejos de las personas que las defienden y de las juzgadoras que conocen y deciden sobre sus casos y sus vidas es un obstáculo para el acceso a la justicia pronta y expedita que tanta falta hace en nuestro país, que contribuye a que una persona pueda estar privada de libertad una tercera parte de su vida sin recibir una sentencia.

* Salvador Leyva (@eseleyva1) es abogado defensor de derechos humanos, Licenciado en Derecho y Maestro en Derecho Internacional de los Derechos Humanos. Ha trabajado en organismos y organizaciones nacionales e internacionales como la Comisión y Corte Interamericanas, el Robert F. Kennedy Human Rights, La 72 Hogar-Refugio para Personas Migrantes, y el Instituto Federal de Defensoría Pública.

 

1 Esta acción constituye un delito, conforme a la Ley General para Prevenir, Investigar y Sancionar la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes: “Artículo 31.- A quien injustificadamente impida el acceso inmediato a los lugares de privación de la libertad, para que se realicen las acciones de inspección señaladas en esta Ley, se le impondrá pena de tres a seis años de prisión y de cien a doscientos cincuenta días multa”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
Los otros oponentes de Putin muertos en extrañas circunstancias en las últimas dos décadas
8 minutos de lectura
Los otros oponentes de Putin muertos en extrañas circunstancias en las últimas dos décadas
En el CEFERESO No. 16 mujeres privadas de su libertad y en espera de sentencia viven en condiciones indignas por falta de atención médica, alimentos insalubres, escasez de agua potable, ausencia casi total de oportunidades laborales y aislamiento de sus familias y redes de apoyo. A esto se suma la deficiente atención que reciben de las instituciones responsables de garantizarles una vida digna, como la CEAV, el IFDP y la CNDH.
18 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Alexei Navalny, uno de los líderes opositores más acérrimos y vociferantes del gobierno de Vladimir Putin en Rusia, murió este viernes en prisión donde cumplía una condena de 19 años por cargos que se consideraban como fabricados políticamente.

Las circunstancias exactas de su muerte aún no se conocen, pero el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que el servicio penitenciario de Rusia estaba investigando.

No obstante, el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Stéphane Séjourné, no dudó que Navaly “pagó con su vida” por su “resistencia contra la opresión rusa”.

Con su fallecimiento, Navalny se suma a una larga lista de opositores y críticos de Putin que han muerto repentinamente o en extrañas circunstancias tanto en Rusia como en el exterior.

Un aliado convertido en “traidor”

Putin y Prigozhin visitando una fábrica
Getty Images
Putin advirtió que castigaría la “traición” del que fuera considerado como uno de los miembros de su círculo más cercano.

En agosto de 2023, Yevgeny Prigozhin, el fundador del temible grupo de mercenarios Wagner, murió en un siniestro aéreo en el noreste de Moscú.

El hecho que el suceso se produjera justo dos meses después de que Prigozhin protagonizara el desafío más serio al poder del presidente Putin en las más de dos décadas que tiene en el Kremlin despertó sospechas dentro y fuera del país.

Desde Estados Unidos, Francia y Reino Unido se insinuó la tesis que la muerte de Prigozhin y de parte de la cúpula de Wagner fue orquestada por Moscú. Una teoría que parecía sacada de un guion de una película de Hollywood.

Hacía solo unos meses Prigozhin era considerado como uno de los más estrechos colaboradores del mandatario ruso. Pero venía cuestionando públicamente las decisiones del alto mando militar ruso respecto a la invasión a Ucrania.

Ordenó a sus hombres tomar la ciudad de Rostov del Don, cerca de la frontera del país invadido y luego sus mercenarios avanzaron hacia Moscú con el supuesto objetivo de pedir la destitución del ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y de sus colaboradores más cercanos.

Aunque la insurrección no llegó a más, las acciones del grupo mercenario pusieron fin al mito del control total que Putin ejercía sobre el país.

Putin calificó la rebelión como un intento de “golpe de Estado” y prometió duro castigo para sus cabecillas, a los que tachó de “traidores”.

El que Prigozhin se pudiera mover con libertad dentro de Rusia y en el exterior en las semanas previas a su muerte pareció sugerir que el mandatario es de los que cree que “la venganza es un plato que se sirve frío”.

El previsible destino de los críticos

Serguéi Yushenkov
Getty Images
El legislador liberal Serguéi Yushenkov sospechaba que unos atentados en 1999 habían sido orquestados por los servicios secretos rusos, contrario a lo que decía el Kremlin.

Aunque abrupta, la desaparición de Prizoghin no se consideró inesperada, pues no fue la única vez que opositores, disidentes o críticos del mandatario ruso desaparecen convenientemente.

Uno de los primeros en perder la vida fue el diputado Vladímir Golovliov, quien en 2002 fue baleado en Moscú cuando paseaba a su perro. El legislador, que en un principio apoyó al mandatario en su ascenso al poder a principios de siglo, rompió con él al poco tiempo y comenzó a criticarlo.

Antes de su muerte, desde el oficialismo ruso acusaron a Golovliov de haberse enriquecido ilícitamente durante las privatizaciones realizadas tras el colapso de la Unión Soviética.

Menos de un año después, Serguéi Yushenkov, otro diputado liberal, fue tiroteado en las calles de Moscú.

Yushenkov presidió el comité parlamentario que investigó los atentados contra unos edificios de apartamentos ocurridos en septiembre de 1999 y de los que Moscú culpó a terroristas chechenos, un argumento que le sirvió para lanzar la segunda guerra contra la separatista república caucásica.

El malogrado legislador sospechaba que los atentados fueron orquestados por los servicios secretos rusos.

El 7 de octubre de 2006 se registró uno de los casos más notorios internacionalmente: el asesinato de la periodista Anna Politkovskaya, quien desde el diario ruso Novaya Gazeta denunció las violaciones a los Derechos Humanos cometidas por las tropas del Kremlin en Chechenia.

Y aunque en 2014 los cinco supuestos autores materiales del crimen fueron condenados a largas penas de prisión, las autoridades nunca identificaron a quien contrató a los sicarios y el caso fue archivado en 2021.

Retrato de Anna Politkovskaya
Getty Images
La justicia rusa nunca indagó sobre quién ordenó y pagó el asesinato de la periodista Anna Politkovskaya.

De la oposición a la tumba

Sin embargo, fue el 27 de febrero de 2015 cuando se produjo el asesinato que sembraría la sospecha de que el Kremlin liquida físicamente a sus oponentes. Ese día fue asesinado el ex viceprimer ministro Boris Nemtsov. El crimen se registró cerca del edificio donde Putin tiene su despacho.

A finales de los 90, Nemtsov era una estrella en ascenso en la política rusa. El científico y político liberal era visto como el posible sucesor del entonces presidente Boris Yeltsin, quien luego terminó decantándose por el exespía.

Casi desde el comienzo el desaparecido político lanzó duras críticas contra Putin, en particular por su política hacia Ucrania y por sus intenciones de perpetuarse en el poder. Su postura lo llevó a la cárcel en al menos tres ocasiones.

Nemtsov en una protesta cerca del Kremlin.
Getty Images
El ex viceprimer ministro Boris Nemtsov fue asesinado a tiros en Moscú en 2015, luego de encabezar la oposición a Putin durante años.

En las elecciones presidenciales de 2008 intentó competir contra el mandatario, pero luego desistió, y un año después junto a otros reconocidos opositores como el excampeón mundial de ajedrez Garry Kasparov fundó el partido Solidaridad.

Pese a que los asesinos de Nemtsov formaban parte de las fuerzas del líder checheno, Radman Kadirov, los posibles nexos de este reconocido aliado de Putin con el crimen jamás fueron investigados.

Desde principios de los años 2000 otros seis políticos, periodistas y activistas de Derechos Humanos criticos con Putin han sido asesinados en Rusia.

El exilio no es refugio

Alexander Litvinenko en un hospital de Londres, 2006
Getty Images
Alexander Litvinenko murió en Londres, tras ser envenenado con polonio 210, un material altamente radiactivo.

Pero en la lista de opositores y disidentes muertos no solo figuran personas que estaban en Rusia, sino también otras que decidieron marcharse, pensando que así estarían a salvo.

Uno de los casos más recordados fue el del exespía Alexander Litvinenko, quien falleció en un hospital londinense en noviembre de 2006 tras enfermarse repentinamente. Una investigación arrojó que el exagente fue envenenado con polonio 210 (un material altamente radioactivo).

Litvinenko se refugió en Reino Unido a principios del siglo, luego de que denunciara que sus superiores le habían ordenado que asesinara al oligarca Boris Berezovksy.

Berezovsky fue otro que perdió la vida fuera de su país. En marzo de 2013 el cadáver del empresario fue encontrado dentro de su residencia en Surrey, en el sureste de Inglaterra.

Hay versiones que apuntan a que el oligarca se suicidó, debido a los problemas financieros que enfrentaba. No obstante, el hecho de que durante su exilio sufriera varios atentados y una incesante persecución judicial por parte de Moscú dejó en el ambiente la posibilidad de que fuera ajusticiado.

Boris Berezovksy sentado dentro de su casa de Inglaterra.
Getty Images
Ni el exilio le sirvió al oligarca Boris Berezovksy para escapar a la venganza de Moscú, de acuerdo con quienes dudan que se suicidó.

Berezovsky, quien amasó una gran fortuna durante el gobierno de Yeltsin, buscó aliarse con Putin y financió su primera campaña presidencial. Sin embargo, las desavenencias surgieron pronto cuando el Kremlin le arrebató la televisora que poseía.

En marzo de 2018 otros disidentes rusos exilados en Reino Unido fueron víctimas de un atentado presuntamente orquestado por Moscú. El exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia fueron envenenados con novichok, un potente veneno, por supuestos agentes rusos en la ciudad inglesa de Salisbury.

Skripal trabajó para el Departamento Central de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en ruso), pero también era un doble agente del servicio británico de espionaje MI6 hasta su arresto en 2004.

El espía fue condenado por la justicia rusa a 13 años de prisión por cometer el delito de traición, pero luego fue intercambiado por unos agentes detenidos en EE.UU.

Londres identificó a dos de los autores del atentado como miembros de la inteligencia rusa y pidió a Moscú su entrega.

No obstante, el gobierno ruso ha negado su vinculación con el hecho y no ha atendido la petición; y, por ello, las relaciones bilaterales ya estaban resentidas antes de la invasión a Ucrania.

Serguéi y Yulia Skripal
Reuters/BBC
Serguéi Skripal y su hijoa Yulia lograron sobrevivir el atentado en Reino Unido.

Cero críticas

A la lista hay que agregar los nombres de al menos media docena de oligarcas y exfuncionarios rusos que han perdido la vida en extrañas circunstancias desde el inicio de la invasión a Ucrania.

Uno de los decesos más llamativos fue el del presidente del gigante petrolero ruso Lukoil, Ravil Maganov, quien en septiembre de 2022 murió tras “caerse de una ventana” en el hospital moscovita donde estaba internado, reportaron las autoridades.

“El mensaje de Putin durante las últimas dos décadas ha sido claro: la oposición no será tolerada y tendrá consecuencias fatales”, advirtió el profesor de la Universidad de Birmingham Stefan Wolff en un artículo.

El fallecido presidente de la petrolera rusa Lukoil
Getty Images
Las explicaciones sobre las circunstancias en las que murió el presidente de Lukoil Ravil Maganov, en 2022, refuerzan la tesis de que el Kremlin liquida a opositores o críticos.

El también experto en Seguridad Internacional considera que la estrategia seguida por el mandatario ruso ha sido “muy eficaz”, porque le ha permitido “silenciar a la disidencia” y le ha permitido “sobrevivir a cualquier desafío interno”.

No obstante, aseguró que esta política tiene como desventaja que aumentará la desconfianza y paranoia del líder ruso hacia sus colaboradores.

Línea gris
BBC

Has clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo

Y recuerda que recibir notificaciones. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.