Home
>
Analisis
>
Organizaciones
>
El blog de Causa en Común
>
Entre el relato y la realidad sobre la violencia en México
plumaje-icon
El blog de Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser... Continuar Leyendo
5 minutos de lectura
Entre el relato y la realidad sobre la violencia en México
En México, la desconexión entre el discurso oficial y la cruda realidad que enfrentan millones de ciudadanos en materia de inseguridad y violencia es un fenómeno cada vez más evidente. A pesar de los esfuerzos por proyectar una imagen de estabilidad y progreso, la persistencia de la violencia homicida, la desaparición forzada y la cooptación del proceso electoral por parte del crimen organizado plantean serias interrogantes sobre la verdadera situación del país.
17 de abril, 2024
Por: Nancy Angélica Canjura Luna

La violencia ha sido una constante en México desde sus inicios como nación; sin embargo, ha experimentado momentos en los que se percibe una disminución de ésta, ya sea real o no. También hay que decir que la percepción de la inseguridad y la violencia dependen de múltiples factores, como lo son la experiencia personal, el género, la escolaridad, la localidad, el grado de exposición a las redes sociales y las noticias; el discurso que tienen tanto los medios de comunicación como los gobiernos sobre el tema, en términos subjetivos, y la incidencia real, la victimización, el tipo de delitos que se cometen, el sector poblacional afectado y la respuesta institucional al fenómeno.

En constantes oportunidades se ha mencionado el poder del presidente de la República para imponer su discurso tanto en la población como en la agenda mediática del país, lo que ha llevado a una opinión polarizada de realidad, en donde una parte de la ciudadanía considera verdadero lo que se dice en las mañaneras, y otra lo descalifica completamente; en medio quedan las víctimas, cuya experiencia de vida supera el velo de la información pública.

Este poder derivado del carisma del presidente ha sido utilizado para generar la idea de que el problema de inseguridad y violencia en México es en realidad un problema de calumnia y denostación por parte de sus detractores, por lo que se enaltece a toda costa la estadística delictiva –que representa una porción de 2 delitos de cada 100 que se cometen, según la cifra negra estimada-. Recientemente, el 16 de abril se dieron a conocer los datos de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los que se muestra una disminución de 4 % en las víctimas de homicidio doloso, 21 % en las de feminicidio, 13 % en las de secuestro y 29 % en las de trata, según los reportes de enero a marzo de 2024, respecto del mismo periodo de 2023.

Sin embargo, ¿en realidad significan algo esos números? En el rubro de seguridad estamos viviendo una dinámica similar a la simulación que vivimos en otros rubros de la agenda pública como la pobreza, educación o salud, en donde el discurso señala que cada vez hay menos pobres gracias a la política asistencialista del gobierno; la educación es mejor y nos acercamos a un modelo de salud como el de Dinamarca…

Basta con echar un vistazo al proceso electoral, que es una expresión de la institucionalización efectiva de la democracia en nuestro país, que responde a una organización puntual y minuciosa, pero que requiere de un ambiente de seguridad y gobernabilidad para florecer adecuadamente, y que es una prueba no superada por el mundo de ensueño del que se jacta el gobierno federal. Hasta la primera mitad de abril, Causa en Común ha contabilizado al menos 37 actores políticos asesinados en el marco del actual proceso electoral. De estos 37 actores políticos, 25 eran aspirantes o candidatos.

También podemos medir el grado de violencia, ingobernabilidad y desconfianza en las autoridades con el número de candidatos que han decidido renunciar a sus aspiraciones por motivos de seguridad. Tan solo en Michoacán, de acuerdo con una investigación realizada por El Universal, 22 casos de candidatos que renunciaron por amenazas corresponden a integrantes del PRI; 10 del PAN y 14 del PRD, en su mayoría aspiraban a presidencias municipales. Esta información se obtuvo de las denuncias que se realizaron a las dirigencias, situación que no es pública o posible en todos los estados; sin embargo, es de esperarse que ocurra un fenómeno similar en Guerrero, Guanajuato y Chiapas, por mencionar las entidades que actualmente concentran violencia por la acción de grupos delictivos organizados.

Ante ese panorama podemos decir que los propios aspirantes al tomar una posición de poder desconfían de la eficacia del gobierno para protegerlos, para blindar el proceso electoral y para hacer valer el Estado de Derecho. En México, la desconexión entre el discurso oficial y la cruda realidad que enfrentan millones de ciudadanos en materia de inseguridad y violencia es un fenómeno cada vez más evidente. A pesar de los esfuerzos por proyectar una imagen de estabilidad y progreso, la persistencia de la violencia homicida, la desaparición forzada y la cooptación del proceso electoral por parte del crimen organizado plantean serias interrogantes sobre la verdadera situación del país.

La creciente discrepancia entre lo que se dice y lo que se vive refleja una profunda crisis en materia de seguridad y derechos humanos. Los altos índices de homicidios, la presencia del crimen organizado en diversas regiones y la impunidad generalizada han generado un clima de temor e incertidumbre entre la población. A esto se suma la preocupante interferencia del crimen organizado en el proceso electoral, socavando los principios democráticos y la legitimidad de las instituciones.

La discrepancia entre el discurso oficial y la realidad plantea importantes reflexiones sobre la transparencia y la rendición de cuentas en el país. ¿Cómo es posible que, mientras las autoridades aseguran que todo va bien, los ciudadanos continúen enfrentando niveles alarmantes de violencia e inseguridad? Esta brecha entre lo que se dice y lo que se vive pone en tela de juicio la credibilidad de las instituciones y la capacidad del Estado para proteger a sus ciudadanos.

Para abordar esta crisis, es fundamental que las autoridades reconozcan y enfrenten de manera honesta y efectiva los problemas de inseguridad y violencia en el país. Esto incluye la implementación de políticas integrales que fortalezcan a las policías, promuevan la rendición de cuentas y garanticen el respeto por los derechos humanos. Asimismo, es crucial fomentar la participación ciudadana en la vigilancia y denuncia de la violencia y la corrupción, construyendo una sociedad más justa y segura para todos.

La brecha entre el discurso oficial y la realidad en materia de inseguridad y violencia en México es un fenómeno preocupante que requiere una atención urgente y acciones concretas por parte de las autoridades y la sociedad en su conjunto. Solo a través de un enfoque honesto, transparente y comprometido se podrá avanzar hacia la construcción de un país más seguro y justo para todos sus ciudadanos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
“Trabajo de 8 a 22 y descanso un día al mes”: denuncias sobre las condiciones de trabajo en fábricas que producen para Shein
5 minutos de lectura
“Trabajo de 8 a 22 y descanso un día al mes”: denuncias sobre las condiciones de trabajo en fábricas que producen para Shein

La ONG suiza Public Eye afirma que, más de dos años después de que denunciara una serie de condiciones laborales inadecuadas en las fábricas que producen ropa para Shein en China, las cosas no han cambiado sustancialmente para los trabajadores.

14 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Los trabajadores de algunos proveedores del gigante chino de la “moda rápida” Shein siguen trabajando 75 horas semanales, a pesar de que la empresa prometió mejorar las condiciones, según un informe.

Una nueva investigación de la ONG suiza Public Eye hizo seguimiento de un informe que elaboró en 2021, en el que se describía cómo los empleados de seis fábricas de Guangzhou trabajaban una cantidad excesiva de horas extra.

Según esta organización, que entrevistó a 13 empleados de seis fábricas chinas proveedoras de Shein para su más reciente investigación, las horas extra excesivas siguen siendo habituales para muchos trabajadores.

Shein le dijo a la BBC que estaba “trabajando duro” para abordar las cuestiones planteadas en el informe de Public Eye y que había realizado “avances significativos en la mejora de las condiciones”.

Shein creció rápidamente desde su fundación en 2008, y fue uno de los muchos negocios en línea que experimentaron un auge durante las cuarentenas por la pandemia de covid.

Su fórmula de ofrecer una amplia gama de ropa barata —reforzada con campañas en Instagram, TikTok y otras redes sociales— la ha convertido en una de las mayores minoristas de moda del mundo.

Su negocio depende de miles de fábricas y proveedores externos, cerca de su sede en Guangzhou. Es capaz de producir un nuevo artículo en cuestión de semanas, en lugar de meses.

Sin embargo, un empleado que lleva 20 años trabajando con las máquinas de coser, le dijo a Public Eye: “Trabajo todos los días de 8 de la mañana a 10:30 de la noche y me tomo un día libre al mes. No puedo permitirme más días libres porque cuestan demasiado”.

Los 13 empleados de la fábrica fueron entrevistados en el verano de 2023.

Los empleados trabajaban en centros de producción al oeste del pueblo de Nancun, en la zona de Guangzhou, en el sur de China.

Public Eye no volvió a Nancun, que fue el lugar de las entrevistas originales, argumentando que “el ambiente era demasiado arriesgado” por la atención mediática que suscitó su reportaje inicial.

Fábrica proveedora de Shein
Getty Images
La ONG suiza Public Eye realizó una fuerte denuncia contra Shein en 2021 por las condiciones laborales de sus proveedores.

12 horas diarias, 6 o 7 días a la semana

Los entrevistados, de edades entre los 23 y los 60 años, dijeron que trabajaban 12 horas diarias en promedio, sin contar las pausas para almorzar o cenar.

También expresaron que normalmente trabajaban de seis a siete días a la semana.

El Código de Conducta de Shein para sus proveedores establece que los empleados no deben trabajar más de 60 horas semanales, incluidas las horas extra.

La marca reconoció que se trataba de un problema de larga data cuando Public Eye lo planteó por primera vez en 2021.

En su respuesta al último informe de la organización, Shein dijo que las largas jornadas laborales en el sector eran un “desafío común que las marcas, los fabricantes y otros actores del ecosistema deben trabajarde forma conjunta para abordar”.

Añadió que no se trata de un problema exclusivo de Shein, pero afirmó estar “comprometida a poner de nuestra parte para mejorar la situación en nuestra propia cadena de suministro”.

Los trabajadores también aseguraron que sus salarios prácticamente no han cambiado desde la primera investigación y fluctúan entre 6.000 y 10.000 yuanes al mes (entre US$829 y US$1.381 al mes).

Public Eye afirma que el salario base de los trabajadores, una vez descontadas las horas extra, es de 2.400 yuanes (US$331).

Según la organización Asia Floor Wage Alliance, un salario digno en China ronda los 6.512 yuanes (US$899).

Los entrevistados contaron que, si cometían un error, tenían que hacer los arreglos de la ropa sin recibir remuneración.

“Quien comete el error es responsable de arreglarlo. Tienes que arreglar el problema en tu tiempo de trabajo”, contó a los investigadores un supervisor de 50 años.

Los trabajadores también afirmaron que habían observado un aumento de las cámaras de vigilancia en las fábricas, y dijeron que creían que las imágenes se enviaban a Shein en tiempo real para que se pudieran aplicar las normas.

Public Eye también afirmó haber observado que en las fábricas se cuidaba a niños pequeños, que había adolescentes empacando artículos y que no se cumplía la prohibición de fumar.

Shein
Getty Images
Shein ha enfrentado otras denuncias por el impacto ambiental de sus operaciones y el contenido de plomo de sus prendas.

La respuesta de Shein

En un comunicado para la BBC, Shein afirmó que está invirtiendo decenas de millones de dólares “en fortalecer la gobernanza y el cumplimiento de las normas en toda nuestra cadena de suministro”.

“Estamos trabajando activamente para mejorar las prácticas de nuestros proveedores, incluyendo que se garantice que las horas trabajadas sean voluntarias y que los trabajadores reciban una compensación justa por lo que hacen, y también reconocemos la importancia de la colaboración de la industria para garantizar la mejora continua y el progreso en esta área”, dijo.

“Como resultado de nuestros esfuerzos, una investigación que realizamos con auditores externos constató que los trabajadores de los proveedores de Shein en China perciben salarios básicos significativamente superiores al salario mínimo local promedio“.

Shein dijo a Public Eye que les exigía a los proveedores que se aseguraran de cumplir las leyes y normativas locales que rigen los salarios y las horas de trabajo.

“Cuando se detectan infracciones [de nuestras políticas], tomamos medidas firmes… [incluida] la terminación de la relación comercial”.

En cuanto a las cámaras de vigilancia, Shein le dijo a Public Eye que los proveedores tomaban sus propias decisiones sobre la instalación de cámaras en sus fábricas, y que la empresa no tenía acceso a las grabaciones.

En cuanto a los niños en las fábricas, la empresa le dijo a Public Eye: “No toleramos en absoluto el trabajo infantil. Tratamos cualquier infracción con la máxima severidad”.

La empresa reconoció que algunos empleados de las fábricas se enfrentan al reto de equilibrar el trabajo con el cuidado de los niños, lo que “puede dar lugar a que los trabajadores lleven a sus hijos al lugar de trabajo”.

“Conscientes de ello, ofrecemos ayuda económica a los proveedores para que creen guarderías dentro o cerca de sus instalaciones”.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...