Home
>
Analisis
>
Organizaciones
>
El blog de MSF
>
Libia: Las personas tienen miedo de la lluvia, las nubes y el cambio climático
plumaje-icon
El blog de MSF
Médicos Sin Fronteras (MSF) es una organización médico-humanitaria internacional que aporta su ayuda a poblaciones... Continuar Leyendo
4 minutos de lectura
Libia: Las personas tienen miedo de la lluvia, las nubes y el cambio climático
Los residentes de la ciudad de Derna, en Libia, sufren las consecuencias psicológicas de las inundaciones provocadas por la tormenta Daniel, que dejó 4,500 muertes y más de 8,000 desapariciones.
07 de diciembre, 2023
Por: El blog de MSF
0

Tres meses después de que miles de personas perdieran la vida en las devastadoras inundaciones provocadas por la tormenta Daniel, los residentes de la ciudad de Derna, en Libia, sufren las consecuencias psicológicas del desastre. El personal médico y de psicología de Médicos Sin Fronteras (MSF) les ha estado brindando atención médica y apoyo en salud mental.

El domingo 10 de septiembre de 2023, la tormenta Daniel, que ya había causado grandes daños en España y Grecia, se fortaleció a su paso sobre el mar Mediterráneo antes de tocar tierra en la costa de Libia. Los fuertes vientos y las intensas lluvias provocaron la ruptura de dos presas río arriba de la ciudad costera de Derna, en el noreste de Libia.

Alrededor de las 2:30 horas del 11 de septiembre, una ola mortal arrasó parte del centro de la ciudad, destruyó edificios de apartamentos y arrastrando en un torrente de lodo a miles de personas que dormían.

Las fotografías muestran relojes encontrados entre los escombros atascados en el preciso momento en que ocurrió la tragedia, y tres meses después del desastre las cifras oficiales se han detenido en 4,500 muertes y más de 8,000 desapariciones. Mientras tanto, las personas sobrevivientes luchan por afrontar la conmoción y el dolor.

“Derna se encuentra actualmente en un terrible estado de duelo y silencio”, dice la psicóloga de MSF, Asma Amaraa. “Las personas siguen en un luto constante”.

El primer equipo de MSF llegó a Derna tres días después del desastre para evaluar las necesidades médicas y humanitarias de la población y donar bolsas para cadáveres y otros suministros de emergencia a las autoridades sanitarias.

En ese momento, la necesidad más urgente identificada por el equipo de MSF era brindar apoyo psicológico a las personas desplazadas que habían perdido a familiares, hogares y posesiones y que se habían refugiado en aulas convertidas en refugios temporales. El otro grupo que identificaron como necesitado de apoyo estaba formado por personal médico y voluntarios, algunos de los cuales habían quedado desconsolados por las inundaciones y estaban expuestos a la angustia psicológica de las víctimas.

Diez días después del desastre, el equipo de MSF había comenzado a brindar consultas médicas generales en dos centros de salud, uno a cada lado del centro de la ciudad destruida, así como apoyo psicológico a través de sesiones individuales y grupales.

Hasta la fecha, el personal médico de MSF ha atendido a más de 4,480 pacientes en Derna, tanto niñas, niños y personas  adultas, la mayoría por hipertensión, infecciones del tracto respiratorio superior y dolores de estómago. Han descubierto que a menudo, las condiciones de los pacientes tienen una causa psicológica más que física.

“Rápidamente nos dimos cuenta de que, en muchos casos, los pacientes llegaban con síntomas más psicológicos que físicos”, explica el Dr. Mohamed Ibrahim Algablawi de MSF. Muchos tenían dolores de cabeza, opresión en el pecho, dificultad para respirar, dolores de espalda y estómago y fiebre.

Más de 230 pacientes pasaron de consultas de atención primaria a recibir apoyo del equipo de salud mental de MSF. Esto a pesar de que muchos en Derna consideran que los problemas de salud mental son una fuente de vergüenza. “En Derna, todo el mundo se conoce y venir a ver a un psicólogo sigue estando a menudo estigmatizado”, afirma uno de los psicólogos del equipo de MSF.

Desde el desastre, el equipo de psicología de MSF han brindado apoyo a 1,000 pacientes, en sesiones individuales o grupales. Informan que muchos de sus pacientes muestran signos de ansiedad o tendencias violentas; otros lloran constantemente o describen sentimientos de angustia, tristeza y miedo.

“Sufren pesadillas, tienen la impresión de que la catástrofe podría volver a ocurrir, tienen miedo de la lluvia, de las nubes, del cambio climático”, dice un psicólogo de MSF. “Les atormenta el miedo de que las inundaciones puedan volver a ocurrir”.

A pesar de las profundas heridas psicológicas de muchos residentes y de las cicatrices visibles en el tejido físico de la ciudad, la vida en Derna está volviendo lentamente a la normalidad. Los refugios temporales para personas desplazadas se han ido cerrando poco a poco y han comenzado los trabajos de reconstrucción. Cuando las escuelas finalmente reabrieron, el equipo de psicología de MSF también participaron para ayudar a los profesores a afrontar este comienzo de año escolar particularmente difícil.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
Cómo es IK-3, la temida prisión en Siberia en la que murió el opositor ruso Alexei Navalny
2 minutos de lectura
Cómo es IK-3, la temida prisión en Siberia en la que murió el opositor ruso Alexei Navalny
Los residentes de la ciudad de Derna, en Libia, sufren las consecuencias psicológicas de las inundaciones provocadas por la tormenta Daniel, que dejó 4,500 muertes y más de 8,000 desapariciones.
16 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Se sintió mal y desfalleció. Es todo lo que se sabe de momento de la muerte del más férreo opositor de Vladimir Putin, Alexei Navalny, de 47 años.

El Servicio Penitenciario Federal de Rusia confirmó la noticia desde la cárcel en la que se encontraba, conocida como la colonia “Lobo Polar” y considerada una de las prisiones más duras de Rusia.

Al penal situado en el remoto distrito autónomo de Yamalia, en el Círculo Polar Ártico, se dirigieron los abogados del fallecido disidente político.

Fue trasladado allí a principios de diciembre del año pasado después de estar desaparecido durante dos semanas.

Reapareció en esta colonia de régimen especial a unos 1.900 kilómetros al noreste de Moscú, donde las temperaturas se acercan a -40°C en invierno.

Lejos de su familia y colaboradores, Navalny vio restringido su régimen de visitas, así como el acceso a cartas o correos electrónicos.

Heredera de los gulags soviéticos

Las colonias de régimen especial son instituciones con las condiciones de detención más severas. Según el Código Penal de Rusia, allí se envía a los condenados a cadena perpetua o a “reincidencia de delitos especialmente peligrosos”.

Las colonias penales son descendientes de los gulags de la era soviética, los famosos campos de trabajo de la era de Stalin donde miles de rusos perdieron la vida entre entre 1930 y 1950.

Hasta 170 prisioneros eran recluidos estrechamente en cada celda. Se estima que 20 millones de personas murieron durante el reino del terror de Stalin.

Navalny, que compareció recientemente ante el tribunal a través de un enlace de vídeo, dijo que estaba satisfecho con las condiciones en la colonia. “Estoy mejor aquí que en el IK-6”, comparó con la anterior prisión.

Fundada en 1961, la colonia penal IK-3 se construyó en el lugar del antiguo Gulag 501.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.