Home
>
Analisis
>
Organizaciones
>
Punto G(ire)
>
El INP y el Hospital General de Acapulco deben brindar servicios de salud reproductiva, incluido el aborto
plumaje-icon
Punto G(ire)
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado... Continuar Leyendo
4 minutos de lectura
El INP y el Hospital General de Acapulco deben brindar servicios de salud reproductiva, incluido el aborto
La CNDH reconoce que el Instituto Nacional de Perinatología y el Hospital General de Acapulco vulneraron los derechos humanos de Rosemari al obstaculizar su acceso al aborto, en un caso de alteraciones incompatibles con la vida.
05 de febrero, 2024
Por: Punto G(ire)
0

El 30 de noviembre de 2023, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una Recomendación en la que reconoce que el Instituto Nacional de Perinatología y el Hospital General de Acapulco vulneraron los derechos humanos de Rosemari y David, al obstaculizar su acceso al aborto en un caso de alteraciones incompatibles con la vida.

En 2019 Rosemari cursaba su tercer embarazo. A las 17.4 semanas de gestación se realizó un ultrasonido obstétrico en el que detectaron alteraciones en el producto. En el Hospital General de Acapulco le proporcionaron una referencia médica para el servicio de medicina materno-fetal del Instituto Nacional de Perinatología, donde confirmaron el diagnóstico. Rosemari y David, su pareja, decidieron interrumpir el embarazo. Solicitaron el servicio, pero la jefa de genética lo negó.

Ante la negativa, Rosemari y David regresaron al Hospital General de Acapulco para entregar el resumen clínico del Instituto Nacional de Perinatología; con base en el diagnóstico, solicitaron verbalmente y por escrito la interrupción del embarazo. Personal del hospital le pidió a Rosemari que fuera al nosocomio para que la internaran y le realizaran el procedimiento. Cuando acudió, le comentaron que estaban esperando autorización del Comité de Bioética y, horas más tarde, que no contaban con las imágenes del ultrasonido porque el Instituto Nacional de Perinatología no las había enviado.

Días después, Rosemari se realizó el estudio requerido con un médico especialista en medicina materno-fetal en Guerrero, confirmando de nueva cuenta el diagnóstico. Rosemari y David entregaron dicho estudio en el Hospital General de Acapulco y otra vez les indicaron que la ingresarían a urgencias.

Durante la estancia de Rosemari en el hospital, en diversas ocasiones señalaron que no le realizarían la interrupción del embarazo, por lo que David presentó escritos y habló con el director para exponer lo que estaba sucediendo. Finalmente, le realizaron una cesárea, pero les informaron que había nacido una niña que respiró por sí misma.

Sin consentimiento de Rosemari y David, el personal de salud llevó a cabo varios procedimientos para asistir a la recién nacida, pero no lograron mejora alguna pues el pronóstico era malo. Ante la insistencia de David, quien mostró los estudios que confirmaban el diagnóstico, la pediatra del hospital decidió desconectar el respirador y tres días después la niña falleció.

Desde 2020, Rosemari y David recibieron el acompañamiento de GIRE para lograr el acceso a la justicia. Y fue a través de un amparo y una queja ante la CNDH que se logró el reconocimiento de la responsabilidad del Instituto Nacional de Perinatología y el Hospital General de Acapulco.

En la Recomendación 269/2023, la CNDH señaló que se vulneraron los derechos humanos de Rosemari, entre ellos, a la protección de la salud sexual y reproductiva, a una vida libre de violencia obstétrica, a la autonomía reproductiva y al libre desarrollo de la personalidad. Asimismo, reconoció como víctimas directas a Rosemari y la recién nacida, y como víctima indirecta a David.

Entre las medidas de reparación establecidas se señala que el Instituto Nacional de Perinatología y el Hospital General de Acapulco deberán colaborar en los trámites necesarios para que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas emita el dictamen correspondiente que les permita a Rosemari y David acceder a la reparación integral por violaciones a derechos humanos.

Asimismo, estas instituciones deberán diseñar e impartir un curso de capacitación en materia de derechos humanos de las mujeres y personas con capacidad de gestar, perspectiva de género, aborto seguro y marco legal vigente en materia de interrupción legal del embarazo, y también en la aplicación del Lineamiento del Aborto Seguro.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Perinatología y la Secretaría de Salud de Guerrero deberán generar un programa permanente de capacitación para sensibilizar a su personal médico en asuntos relacionados con la salud sexual y reproductiva de las mujeres y personas con capacidad de gestar; diseñar e implementar una campaña de difusión para las personas derechohabientes sobre el derecho a la interrupción legal del embarazo, y generar un protocolo de actuación para la realización del aborto seguro en sus unidades médicas, que garantice la atención de forma inmediata.

Desde GIRE celebramos la emisión de esta Recomendación por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y esperamos que tanto el Instituto Nacional de Perinatología como el Hospital General de Acapulco cumplan con los puntos recomendatorios y, con ello, Rosemari y David puedan acceder a la reparación integral por las violaciones a sus derechos humanos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
image
La decisión judicial en EE.UU. que considera que los embriones congelados son niños
7 minutos de lectura
La decisión judicial en EE.UU. que considera que los embriones congelados son niños
La CNDH reconoce que el Instituto Nacional de Perinatología y el Hospital General de Acapulco vulneraron los derechos humanos de Rosemari al obstaculizar su acceso al aborto, en un caso de alteraciones incompatibles con la vida.
22 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Es una decisión que ha abierto un nuevo frente en la batalla de la medicina reproductiva en EE.UU.

La Corte Suprema del estado de Alabama emitió hace unos días una sentencia en la que considera como “bebés” a los embriones congelados, por lo que también fija responsabilidades para quienes se vean involucrados en su destrucción accidental.

Esto ha llevado al sistema sanitario de la Universidad de Alabama en Birmingham, el mayor hospital del sur de Estados Unidos, ha interrumpir sus servicios de fecundación in vitro (FIV) por precaución ante posibles acciones penales.

La institución declaró que seguiría extrayendo óvulos de los ovarios de las mujeres. Sin embargo, dijo que detendría el siguiente paso del proceso de la FIV, en el que los óvulos son fertilizados con esperma antes de ser implantados en el útero.

“Nos entristece que esto afecte los intentos de nuestros pacientes de tener un bebé mediante FIV”, declaró la institución en un comunicado.

“Pero debemos evaluar la posibilidad de que nuestros pacientes y nuestros médicos puedan ser procesados penalmente o enfrentarse a daños punitivos por seguir el estándar de atención para los tratamientos de FIV”.

Poco después, una segunda clínica, Alabama Fertility, también suspendió los procedimientos por el “riesgo legal” que ahora enfrentan.

Expertos médicos y grupos de defensa de la reproducción advirtieron que la sentencia podría tener consecuencias negativas para los tratamientos de fertilidad en Alabama y otros estados.

A su vez, los grupos conservadores expresaron satisfacción por la sentencia, argumentando que incluso el embrión más pequeño merecía protección legal.

¿Qué originó esta decisión?

La decisión tiene su origen en una demanda por homicidio culposo interpuesta por tres parejas cuyos embriones fueron perdidos en una clínica de fertilidad en 2020.

Un paciente había entrado en el lugar donde se almacenaban los embriones, los manipuló y los dejó caer accidentalmente. Como consecuencia, los embriones quedaron destruidos.

Los jueces de la Corte Suprema de Alabama
Corte Suprema de Alabama
Los nueve jueces de la Corte Suprema de Alabama se identifican como conservadores.

Las parejas demandaron al Centro de Medicina Reproductiva y a la Asociación de Enfermería de Mobile en virtud de la Ley estatal de Muerte Injusta de un Menor. Esta ley cubre a los fetos, pero no los a los embriones resultantes de la FIV.

Un tribunal inferior había dictaminado que los embriones no tenían la consideración de persona o niño, y que la demanda por homicidio culposo no podía prosperar.

Pero en su sentencia, la Corte Suprema de Alabama dio la razón a las parejas demandantes y dictaminó que los embriones congelados se consideraban “bebés”.

La ley de muerte por negligencia se aplica a “todos los niños no nacidos, independientemente de su ubicación”, se lee en la decisión.

Coincidiendo con la opinión mayoritaria, el presidente del tribunal, Tom Parker, escribió: “Incluso antes de nacer, todos los seres humanos tienen la imagen de Dios, y sus vidas no pueden ser destruidas sin borrar su gloria”.

¿Qué implicaciones tiene en Alabama?

La sentencia no prohíbe ni restringe la FIV y, de hecho, las parejas que presentaron el caso se habían sometido al procedimiento.

Pero la decisión puede causar confusión sobre si algunos aspectos de la FIV son legales según la ley de Alabama, dicen los expertos.

Si un embrión se considera una persona, podría plantear dudas sobre cómo pueden utilizarlo y almacenarlo en las clínicas.

Elisabeth Smith, directora de política estatal del Centro de Derechos Reproductivos, dijo a la BBC: “No todos los embriones [de fecundación in vitro] se utilizan, ni pueden utilizarse”.

“Promulgar una ley que conceda personalidad jurídica a los embriones podría tener consecuencias desastrosas para el uso de la FIV, una ciencia en la que muchas personas confían para constituir sus familias”.

Una protesta en Alabama a favor del aborto
Getty Images
Como en otros estados, el aborto ha sido un tema divisivo en Alabama.

La ambigüedad de la ley podría extenderse también a los propios pacientes, que podrían tener dudas sobre si el procedimiento sigue estando disponible o sigue siendo legal.

La Asociación Médica del Estado de Alabama manifestó en un comunicado: “La trascendencia de esta decisión afecta a todos los habitantes de Alabama y es probable que dé lugar a un menor número de bebés -hijos, nietos, sobrinas, sobrinos y primos-, ya que las opciones de fertilidad se limitan para quienes desean tener una familia”.

¿Cómo influye en el debate nacional?

Cuando la Corte Suprema de Estados Unidos anuló en 2022 el derecho a la interrupción del embarazo en todo el país, abrió la puerta a que los Estados promulgaran sus propias leyes al respecto.

Desde esa decisión, los estados gobernados por los demócratas han ampliado el acceso al aborto, mientras que los de mayoría republicana lo han restringido.

Antes de esta decisión, Alabama ya prohibía el aborto en todas las fases del embarazo.

La Casa Blanca calificó la nueva sentencia estatal como ” el tipo exacto de caos que esperábamos cuando el Tribunal Supremo anuló el caso Roe vs. Wade y allanó el camino para que los políticos influyan en una de las decisiones más personales que pueden tomar las familias”.

Carteles a favor y en contra del aborto frente a la Corte Suprema de EE.UU.
Getty Images
Desde 2022, el aborto ha estado en el centro del debate de EE.UU.

Los detractores de la interrupción legal del embarazo también han estado siguiendo de cerca esta sentencia. La cuestión de cuándo un embrión o un feto se considera legalmente una persona es un factor en muchas restricciones estatales al aborto.

Alliance Defending Freedom, un grupo jurídico cristiano conservador, describió la sentencia de Alabama como una “tremenda victoria para la vida”.

“No importan las circunstancias, toda vida humana es valiosa desde el momento de la concepción”, dijo la portavoz Denise Burke a la BBC. “Estamos agradecidos de que la Corte haya considerado correctamente que la ley de Alabama reconoce esta verdad fundamental”.

Otros activistas antiaborto afirmaron que la FIV no era una cuestión ética tan clara a sus ojos, en comparación con la interrupción del embarazo.

Eric Johnston, un abogado que ayudó a redactar la ley de Alabama sobre el aborto en 2018, le dijo a la BBC: “En general, la comunidad provida diría que los óvulos fertilizados necesitan protección”.

Pero reconoció que había parejas con puntos de vista contrarios al aborto que habían utilizado la FIV para tener hijos, y dijo que nunca los condenaría.

“Es un dilema, y un dilema es algo para lo que no se tiene una respuesta satisfactoria”, añadió.

¿Qué es la FIV?

La fecundación in vitro ayuda a una mujer que tiene dificultades para quedar embarazada. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., alrededor del 2% de los embarazos en EE.UU. (unos 97.000 casos) son resultado de la FIV.

El proceso consiste en extraer los óvulos de los ovarios con una aguja y combinarlos con el esperma en un laboratorio. Después, el embrión fecundado se implanta en el útero de la mujer, donde puede desarrollarse un embarazo.

Pero el proceso no es garantía de un embarazo. Cuando no hay éxito, serán necesarios más intentos para lograr un embarazo.

En algunos casos, como en el caso de Alabama, los embriones fecundados se congelan y almacenan en tanques con nitrógeno líquido. Según los expertos, pueden conservarse durante décadas.

Un procedimiento de FIV
Getty Images

¿Cómo impacta a otros estados?

Los estados de EE.UU. tienden a replicar la legislación de otros. Se ha visto esta tendencia en el caso del aborto.

Aunque la sentencia de Alabama solo se aplica dentro del estado, los expertos señalaron que en otros estados podría haber intentos legislativos o demandas encaminadas a promover el concepto de que los embriones congelados deben considerarse legalmente seres vivos.

Pero señalaron que parecía improbable que este caso concreto acabara en la Corte Suprema de EE.UU., como ocurrió con la cuestión del aborto, porque la sentencia de Alabama se originó en un tribunal estatal y se refiere a una interpretación de la ley estatal, no de la federal.

¿Cómo influye en las elecciones?

El derecho a la interrupción del embarazo ha sido un tema favorable para los demócratas desde que la Corte Suprema anuló el caso Roe vs. Wade que garantizaba el derecho constitucional a interrumpir el embarazo.

Tras la sentencia de Alabama, los candidatos demócratas podrían prometer que buscarán proteger el acceso a los tratamientos de fertilidad en todo Estados Unidos.

Los políticos republicanos, por su parte, suelen ponerse del lado de los conservadores religiosos que quieren prohibir o limitar el aborto en el país.

La aspirante presidencial republicana Nikki Haley, la única contendiente que queda en la carrera contra Donald Trump por la nominación, respaldó el jueves la decisión de Alabama.

“Para mí, los embriones son bebés”, dijo. “Cuando hablas de un embrión, estás hablando de eso”.

Línea gris
BBC

Recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la última versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.