Home
>
Animal MX
>
Entretenimiento
>
Suiza gana Eurovisión 2024, la edición ensombrecida por la guerra en Gaza
Suiza gana Eurovisión 2024, la edición ensombrecida por la guerra en Gaza
Fotos: Tobias SCHWARZ / AFP
4 minutos de lectura
Suiza gana Eurovisión 2024, la edición ensombrecida por la guerra en Gaza
La final de Eurovisión 2024 estuvo rodeada de polémica entre la participación de Israel y varias protestas.
12 de mayo, 2024
Por: AFP
@AFP 

Suiza ganó el domingo el popular concurso de Eurovisión 2024 con la canción “The code” de Nemo, en una edición marcada por la controversia alrededor de la participación de Israel, que generó manifestaciones propalestinas en la ciudad sueca de Malmö.

“Espero que esta competencia pueda continuar incentivando la paz y la dignidad de cada uno”, dijo Nemo tras convertirse en la primera persona no binaria en hacerse con este concurso.

Nemo triunfa en la final de Eurovisión 2024

Con su abrigo rosa y rojo y su vestido rosa satinado, Nemo, de 24 años, obtuvo 591 puntos (365 del jurado y 226 del público) para imponerse al roquero croata Baby Lasagna, segundo con 547 puntos.

“‘The Code’ cuenta el viaje que comencé al darme cuenta de que no soy ni un hombre ni una mujer”, explicó antes del concurso Nemo, que obtuvo la tercera victoria en este certamen para el país alpino.

Recibida con una mezcla de abucheos y aplausos por el público presente en el recinto Malmö Arena, la cantante israelí Eden Golan quedó quinta con 375 puntos con su tema “Hurricane”, por detrás de Ucrania y Francia.

El certamen, que reivindica su neutralidad política, quedó rodeado de polémica por permitir la participación de Israel a pesar de los múltiples llamados a su exclusión por su ofensiva contra Gaza.

Lee: ¿Por qué la tormenta solar provocó auroras boreales? Te explicamos

Banderas palestinas

En las calles de Malmö, que acoge a la mayor comunidad palestina de Suecia, más de 5 mil personas propalestinas protestaron el sábado.

“No estamos en contra de Eurovisión, sino de que Israel participe en Eurovisión. No queremos a su representante en Malmö (…) por lo que está pasando en Gaza”, declaró Ingemar Gustavsson, un jubilado sueco.

La policía de Suecia, que contó con refuerzos llegados de países vecinos para garantizar la seguridad, dispersó en la noche a decenas de manifestantes que ondearon banderas palestinas y corearon “Palestina libre” cerca del recinto donde se celebraba la gala.

En otra controversia, la Unión Europea de Radiodifusión (UER), que organiza el concurso, anunció antes de la final la descalificación del representante neerlandés, Joost Klein, tras una denuncia interpuesta por una integrante del equipo de producción.

final eurovision 2024 palestina
Manifestantes pro palestinos en la plaza Hyllie fuera del Malmo Arena, donde se realizó la final del Eurovisión 2024. Foto: Johan Nilsson / TT / TT NEWS AGENCY / AFP

La emisora neerlandesa Avrotros indicó que Klein fue descalificado por un “movimiento amenazador hacia una operadora de cámara” después de indicar “en varias ocasiones que no quería ser filmado”.

La UER aseguró que la exclusión no tenía nada que ver con la disconformidad que había expresado hacia la participación de Israel.

La edición de este año, con la que Suecia quería conmemorar los 50 años de la victoria de ABBA y su popular “Waterloo”, quedó rápidamente ensombrecida por la presencia de la israelí Golan, de 20 años.

La UER permitió en marzo su participación pero le exigió modificar la letra de su canción, inicialmente llamada “October rain” y considerada demasiado política por sus aparentes alusiones al ataque del grupo islamista palestino Hamás del 7 de octubre que desencadenó la guerra en Gaza.

Te interesa: Robert De Niro no confrontó a manifestantes pro-palestina; video muestra al actor en ensayo de una serie

“Hay gente que nos odia”

La joven, que el jueves obtuvo su pase a la final de Eurovisión 2024, se ha convertido en una celebridad en Israel, participante en este concurso desde 1973.

Su primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo antes de la semifinal que ya “había ganado” por enfrentarse a una “horrible ola de antisemitismo”.

“Eden estuvo alucinante. Pero hay gente que nos odia”, dijo Guy en un bar gay de Tel Aviv que emitía en directo el concurso.

“No recibimos demasiado de los otros países. Es claramente un tema político”, coincidió Tal Shur, que gestiona el bar. “Nadie quiere demostrar que nos apoya”.

Pese a los esfuerzos de la UER, el conflicto se coló en el concurso desde el primer momento. En la actuación inaugural de la primera semifinal el martes, el cantante sueco Eric Saade saltó al escenario con un pañuelo palestino atado alrededor de su muñeca.

En Bélgica, como ya hicieron el jueves, los sindicatos de la cadena de televisión pública flamenca, VRT, interrumpieron la transmisión de la final de Eurovisión 2024 para condenar las “violaciones de los derechos humanos por parte del Estado de Israel”.

Y dentro del Malmö Arena, aunque un dispositivo de seguridad impidió la entrada de banderas palestinas y mensajes políticos, parte del público abucheó ruidosamente la actuación israelí, la conexión con ese país para anunciar el reparto de puntos de su jurado o el anuncio de los votos recibidos por su representante.

Tras su victoria, Nemo reconoció que la experiencia fue “realmente intensa y no siempre agradable”. “Hubo muchas cosas que no parecían relacionadas con el amor y la unidad y eso me entristeció mucho”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
Cómo China utiliza a México como “puerta trasera” para ingresar sus productos en EE.UU.
6 minutos de lectura
Cómo China utiliza a México como “puerta trasera” para ingresar sus productos en EE.UU.

Las empresas chinas han estado montando fábricas en México desde donde ingresan sus productos a Estados Unidos, evitando los aranceles y sanciones que les impone Washington.

01 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Los sillones reclinables y lujosos sofás de cuero que salen de la producción en línea de la fábrica de muebles Man Wah en Monterrey son 100% “Hecho en México“.

Sus destinos son las grandes cadenas de almacenes en Estados Unidos, como Costco y Walmart. Pero la compañía es de China y su planta de producción en México fue construida con capital chino.

La relación triangular entre EE.UU., China y México ha generado una nueva terminología en la industria mexicana: nearshoring o deslocalización cercana.

Man Wah es una de decenas de compañías chinas que en años recientes se han trasladado a parques industriales en el norte de México, para tener su producción más cerca del mercado estadounidense.

Además de ahorrar en el costo de trasporte, el producto final es considerado completamente mexicano, lo que significa que las empresas chinas evitan los aranceles y sanciones que Washington impuso a los bienes chinos en el marco de la guerra comercial entre los dos países.

Durante la visita guiada que hago al enorme lugar, el gerente general de la compañía, Yu Ken Wei, dice que el traslado a México tiene un sentido económico y logístico.

“Esperamos triplicar o hasta cuadruplicar la producción aquí”, explica en perfecto español.

“La intención aquí en México es alcanzar el nivel de producción de nuestra operación en Vietnam”.

Yu Ken Wei, gerente general de Man Wah en Monterrey
BBC
El gerente general Yu Ken Wei planea por lo menos triplicar la producción de la planta.

La firma,que ya emplea a 450 personas en México, recién llegó a Monterrey en 2022. Yu Ken Wei dice que esperan crecer para contratar hasta más de 1.200 empleados, con el objetivo de operar varias líneas en la planta en los próximos años venideros.

“La gente aquí en México es muy trabajadora y aprende rápido”, señala Yu.

“Tenemos buenos operadores y su productividad es alta. Así que, del lado laboral, creo que México es estratégicamente muy bueno también”.

Se considera que la deslocalización cercana le está proporcionando a la economía mexicana un estímulo importante: para junio del año pasado, el total en exportaciones de México subió un 5,8% comparado con el año anterior, equivalente a US$52.900 millones.

Esta tendencia no está dando muchas señales de estar disminuyendo. En sólo dos meses de este año hubo anuncios de inversión de capital en México por casi la mitad del total anual de 2020.

La fábrica de muebles Man Wah está ubicada en Hofusan, un parque industrial chino-mexicano a las afueras de Monterrey. La demanda de parcelas está por los cielos: cada espacio disponible está vendido.

De hecho, la Asociación de Parques Industriales de México (Ampip) señala que cada sitio programado para construcción en el país para 2027 ya ha sido vendido.

No sorprende que muchos economistas mexicanos declaren que los intereses de China en el país no son pasajeros.

“Las razones estructurales que están trayendo capital a México están aquí para quedarse”, afirma Juan Carlos Baker Pineda, otrora viceministro de Comercio Exterior de México.

“No veo ninguna indicación de que la guerra comercial entre China y EE.UU. vaya a disminuir en cualquier momento”.

Baker Pineda hizo parte del equipo mexicano que negoció el nuevo tratado de libre comercio de América del Norte o T-MEC.

“Aunque el origen chino del capital que está llegando a México puede ser incómodo para las políticas de algunos países”, indica, “según la legislación comercial internacional, estos productos son, a todos los efectos, mexicanos”.

Esto obviamente le ha permitido a México afianzarse estratégicamente entre las dos superpotencias: recientemente, México reemplazó a China como el principal socio comercial de EE.UU., un cambio significativo y simbólico.

Trabajadoras en la fábrica cosen la tapicería de los sofás
BBC
Los jefes chinos elogian la productividad y talento de los trabajadores mexicanos.

El incremento del comercio de México con EE.UU. también se ha dado en parte debido a un segundo aspecto clave de la deslocalización cercana en el país: Estados Unidos está montando plantas en México, algunas veces después de reubicar la producción de sus fábricas de Asia.

Tal vez el anuncio más destacado fue el que hizo Elon Musk el año pasado, cuando reveló los planes de una gigantesca nueva fábrica de Tesla en las afueras de Monterrey.

Sin embargo, la empresa de autos eléctricos todavía no ha empezado la construcción de su planta de US$10.000 millones.

Y, aunque Tesla todavía parece comprometida con el proyecto, sus planes se han ralentizado frente a las dudas sobre la economía global y las recientes reducciones de empleos de la compañía automotriz.

Dudas

Pero con respecto a la inversión china, algunos están instando a la cautela por que México pueda verse inmiscuido en una lucha geopolítica más amplia entre EE.UU. y China.

“El viejo rico del pueblo, EE.UU., está teniendo problemas con el nuevo rico del pueblo, China”, dice Enrique Dussel, del Centro de Estudios China-México en la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Y México, bajo gobiernos anteriores y este mismo, no tiene una estrategia frente a esta nueva relación triangular”.

Con elecciones en el horizonte a ambos lados de la frontera entre México y EE.UU., podría haber nuevas consideraciones políticas futuras.

Ya sea Donald Trump o Joe Biden quien ocupe la Casa Blanca en los próximos cuatro años, pocos esperan una mejora en las relaciones entre EE.UU. y China.

Dussel cree que la deslocalización cercana está mejor definida por lo que él llama una “deslocalización de seguridad”, explicando que Washington ha colocado sus preocupaciones de seguridad nacional por encima de otros factores en su relación con China. México, arguye, debería estar cauteloso de verse atrapado en el medio.

En medio de esta tensión, Dussel añade: “México está colgando un gran anuncio para China que dice: ‘¡Bienvenidos a México!’. No se necesita tener un doctorado para saber que esto no va a terminar bien para las relaciones bilaterales ente EE.UU. y México en el mediano plazo”.

La construcción de una nueva planta en el parque industrial chino-mexicano en Monterrey
BBC
Las empresas chinas se están apresurando a construir nuevas fábricas en México.

Otros son más optimistas.

“En mi opinión, la pregunta no es si esta tendencia continuará, sino de cuánto de esta tendencia podemos aprovecharnos”, dice el exfuncionario de Comercio Exterior Juan Carlos Baker Pineda.

“Estoy seguro de que la gente está teniendo la misma discusión en Colombia, en Vietnam, en Costa Rica. De manera que necesitamos asegurarnos de que en México esas condiciones que están alineadas por sí solas vayan de la mano con las decisiones corporativas y gubernamentales para sostener esa tendencia a largo plazo”.

De vuelta en Monterrey, las talentosas costureras mexicanas de la mueblería Man Wah le están poniendo los últimos toques a otro sofá antes de ser despachado al norte.

Cuando una familia estadounidense lo compre en un almacén de Walmart de su vecindario, tendrá poca idea del complejo juego geopolítico que sustenta su producción.

Pero, así se considere la deslocalización cercana como una astuta puerta trasera para entrar a EE.UU. o como parte de una costosa guerra entre superpotencias, para México es una ventaja clave en estos tiempos hostiles de comercio global.

Línea gris
BBC

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...