Home
>
Sabueso
>
Desinformacion
>
No existe la ‘ley de un minuto y medio’ para evitar supuesto riesgo al levantarse de prisa de la cama
No existe la ‘ley de un minuto y medio’ para evitar supuesto riesgo al levantarse de prisa de la cama
4 minutos de lectura
No existe la ‘ley de un minuto y medio’ para evitar supuesto riesgo al levantarse de prisa de la cama
Incorporarse de la cama repentinamente puede causar mareos, pero esto no implica que exista un riesgo de muerte súbita o infartos.
14 de septiembre, 2022
Por: Brenda Torres
@ 
0

Una publicación de Twitter, supuestamente escrita por un médico cardiólogo y rescatista, recomienda esperar un minuto y medio antes de levantarse de la cama en medio de la noche para evitar accidentes cerebrovasculares y por ende, una muerte repentina. Esto es falso.

Expertos del área de la salud aseguran que no hay evidencia científica que sustente esta afirmación. Además, existen otras versiones de la misma desinformación que han circulado desde 2019 -algunas vinculadas a 3 minutos y medio-, y que ya hemos desmentido.

El 29 de agosto de 2022 se publicó este hilo de Twitter, que hasta el momento se ha retuiteado más de 33.8 mil veces y cuenta con más de 73.7 mil me gusta. 

Los primeros tres tuits dicen: 

“Mi nombre es Alexandre, soy cardiólogo y rescatista. Una advertencia muy importante para quienes se despiertan por la noche para ir al baño… Se debe tener cuidado con la ‘MINUTO Y MEDIA LEY’ que está científicamente probada.

Cuando se despierta repentinamente para hacer tus necesidades fisiológicas, normalmente escuchas a alguien decir ‘fue sano y murió de repente durante la noche’. La razón más probable es que cuando esa persona se despertó para ir al baño, se levantó apresuradamente de la cama; en este momento, el cerebro necesita mayor flujo sanguíneo, por haber descansado, provocando un estado de desmayo, allí el ictus ocurre… 

En este caso, se recomienda aprender la ‘LEY DE UN MINUTO Y MEDIO’ que puede SALVAR TU VIDA” (sic).

Cabe señalar que el usuario que publica este hilo no se llama Alexander ni tiene información en su perfil con la que se presente como especialista de la salud.

Desinformación que circula

Al buscar en Google “ley de minuto y medio” resultan diversas verificaciones en las que medios que al igual que El Sabueso, forman parte de la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN, por sus siglas en inglés), también desmienten esta información que circula desde hace varios años.

En 2019, los sitios web españoles Maldita.es y Newtral explicaron que lo señalado en estas falsas publicaciones para evitar una muerte por “accidente cerebrovascular” supuestamente motivada por levantarse de golpe, contienen datos erróneos. En 2020, esta información fue corroborada por AFP Factual y Verificador de La República.

En 2021 volvió a circular la desinformación y aquí te contamos que no hay evidencia científica de que levantarte de prisa al despertar te causará la muerte. 

ColombiaCheck también retomó y verificó esta publicación que se desinforma en 2022.

Los mareos al levantarse de manera repentina no causan la muerte

El doctor Ulises Jiménez Correa, investigador de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo a Animal Político que “la idea de levantarte de prisa y te mueras, pues no (es algo sustentado científicamente)”. 

El académico de la UNAM aseguró que en su trayectoria de más de 25 años sobre estudios del sueño no recuerda haber leído ninguna investigación o ensayo terapéutico que sostenga que las personas deben tener un protocolo específico para levantarse de la cama. 

Si bien todos hemos sentido en alguna ocasión un ligero mareo al incorporarnos rápidamente, no se trata de un síntoma que pueda llevarnos a la muerte. 

De acuerdo con la Clínica Mayo, se trata de la hipotensión ortostática, también llamada hipotensión postural, que “es una forma de presión arterial baja que ocurre al pararse después de sentarse o acostarse. La hipotensión ortostática puede causar mareos o aturdimiento y posiblemente desmayos”.

Alfonso Valle, cardiólogo y vocero de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología, dijo a Newtral que “este mensaje ha mezclado la muerte súbita con los mareos ortostáticos, algo de lo que no se muere absolutamente nadie. Es un cuadro muy habitual, pero no tiene nada que ver con la muerte”.

Enfatizó que “todo es falso” y explicó que, “en el momento de levantarnos, se activa un reflejo que cierra parcialmente la circulación venosa, para mejorar el retorno sanguíneo”, lo que puede provocar un desmayo en ciertas personas de edad avanzada o que estén medicadas, si se levantan de manera brusca. 

Con relación al minuto y medio (o tres minutos y medio) de espera que podrían evitar el supuesto colapso de una persona al levantarse de prisa, especialistas consultados por AFP Factual señalaron si bien es cierto que levantarse lentamente puede ayudar con estos mareos, no hay un tiempo preciso establecido para evitarlos.

Al respecto, el cardiólogo Alejandro Cuesta detalló que  “se suele recomendar que el paciente primero se siente al borde de la cama unos minutos y luego se pare […] Esto le da más tiempo al organismo para adaptarse al cambio de posición”.

En conclusión, en algunos casos incorporarse repentinamente puede causar mareos, pero esto no implica que exista un riesgo de muerte súbita o infartos por levantarse rápido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Desinformación
VIRAL
image
Cómo México se convirtió en el país que más exporta a EE.UU., superando a China por primera vez en dos décadas
5 minutos de lectura
Cómo México se convirtió en el país que más exporta a EE.UU., superando a China por primera vez en dos décadas
Incorporarse de la cama repentinamente puede causar mareos, pero esto no implica que exista un riesgo de muerte súbita o infartos.
14 de febrero, 2024
Por: BBC News Mundo
0

Por primera vez en veinte años Estados Unidos le compra más productos a México que a China.

Una de las mayores causas de este fenómeno es la guerra comercial entre Washington y Pekín que escaló cuando el entonces presidente Donald Trump subió los aranceles a los productos chinos. Una medida que el actual mandatario, Joe Biden, ha mantenido en vigor.

Así fue como en 2023 las exportaciones mexicanas a EE.UU. aumentaron un 4,6%, mientras que las chinas tuvieron una profunda caída de 20% en comparación con el año anterior, según los últimos datos entregados por la Oficina del Censo.

“Es una caída que te quedas impresionado”, le dice a BBC Mundo Luis Bernardo Torres, economista senior del Banco de la Reserva Federal de Dallas.

Como México forma parte del tratado de libre comercio T-MEC, junto a Canadá y EE.UU., se encuentra en una posición privilegiada para ocupar parte de ese espacio comercial que China está dejando.

“Es algo positivo para México”, comenta Torres.

Que EE.UU. le compre más productos a México tiene dos grandes efectos en el país latinoamericano: un mayor crecimiento económico y la creación de empleos mejor pagados para aquellos trabajadores que cuentan con un alto nivel de capacitación.

Así entonces, apunta el economista, los productos que las grandes empresas mexicanas están exportando a su vecino tienen un mayor valor agregado, especialmente en sectores en auge como el automotriz o la industria química.

“Podrían haber subido mucho más”

Camión mexicano en la frontera con EEUU
Getty Images
Las exportaciones de China a EE.UU. cayeron 20% y las exportaciones desde México subieron 4,6% en 2023.

Aunque México traspasó a China en 2023, algunos economistas creen que la subida de las exportaciones mexicanas no fue tan espectacular como parece.

“Fue más grande la caída de China que el aumento de México”, dice Gabriela Siller, directora de análisis económico del Banco Base, en diálogo con BBC Mundo.

“Las exportaciones mexicanas podrían haber subido mucho más”, apunta.

La experta cree que esa falta de empuje podría explicarse por factores como la apreciación del peso mexicano en 2023, la falta de más fábricas (capacidad de planta instalada) en territorio mexicano y lo que ella denomina como el “deterioro de la gobernanza”,

“Hay un incremento en la inseguridad pública y la incertidumbre respecto a la política económica interna”, sostiene.

En medio de las tensiones entre Washington y Pekín, México se coronó el 2023 como el principal socio comercial de EE.UU.

Ese sitial alcanzado por México está relacionado con que en los últimos tres años China ha perdido una importante tajada del pastel.

“Si México no se pone las pilas, serán otros países los que aprovechen la oportunidad”, argumenta Siller.

Vínculos indirectos

Barco carguero
Getty Images
Si las exportaciones chinas a EE.UU. cayeron 20%, ¿qué países ocuparán ese espacio que deja libre el gigante asiático?

Un estudio hecho por un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Diego, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que analizó datos de exportaciones chinas a EE.UU. entre 2017 y 2022, llegó a la conclusión de que el nivel ha bajado, pero advierte que la distancia comercial entre los dos países no es tan profunda como parece.

“Los resultados muestran que el desacoplamiento es real, pero que las cadenas de suministro siguen entrelazadas con China”, argumenta el análisis presentado en una conferencia sobre fragmentación geoeconómica global organizada en mayo del año pasado por el FMI.

Las empresas chinas han encontrado distintas maneras de evitar indirectamente los aranceles impuestos por EE.UU. para seguir exportando a la primera economía del mundo.

Hay firmas chinas que, por ejemplo, han abierto plantas en otros países desde los cuales pueden exportar al mercado estadounidense sin tener que pagar aranceles porque, en estricto rigor, no es un producto proveniente de China.

En otros casos, hay países, incluyendo a México, que le compran a proveedores chinos muchas de las partes que requieren para fabricar sus productos y luego ensamblan en sus países el producto final.

Pero el “ensamblaje” o la fabricación del producto final en México está regulado en el tratado de libre comercio con EE.UU., de tal manera que para que un producto sea “made in México”, debe tener determinados porcentajes de valor agregado local.

Eso beneficia a la economía mexicana y evita que el país se transforme en una plataforma de paso.

México, por otro lado, tiene competidores que también quieren ocupar ese espacio que China está dejando abierto.

Países como India, Vietnam, Polonia o Indonesia también ven y quieren aprovechar las oportunidades en medio del conflicto comercial y geopolítico entre EE.UU. y el gigante asiático.

¿Qué se ve en el horizonte?

Joe Biden Xi Jinping
Getty Images
Joe Biden mantuvo los aranceles a los productos chinos impuestos bajo el gobierno de Donald Trump.

“México tiene una gran oportunidad comercial. Ojalá la pueda aprovechar, pero esa es otra historia”, comenta Torres.

El principal obstáculo que han planteado economistas y voces del sector empresarial es que México aún no tiene bien desarrollada la infraestructura necesaria para que el sistema de exportaciones sea más eficiente.

Infraestructura como carreteras y puertos, pero también el acceso a una red eléctrica confiable y el agua necesaria que requiere la producción a gran escala, además de las condiciones de seguridad.

En el terreno político, la distancia entre China y EE.UU. puede seguir aumentando más allá de que el ganador de las elecciones presidenciales de noviembre sea Joe Biden o Donald Trump.

Si ganara Trump, analistas consideran probable que la tensión con China vuelva a escalar.

Y si gana Joe Biden, su equipo está analizando nuevas subidas de aranceles a productos chinos como vehículos eléctricos, cierto tipo de semiconductores y dispositivos para conseguir energía solar.

Así, la desconfianza entre Washington y Pekín sigue tensando las relaciones, especialmente tras la guerra en Ucrania.

La Casa Blanca ha insistido en que un mayor vínculo comercial entre China y Rusia no es precisamente algo favorable para sus intereses y puede suponer una amenaza en medio de un escenario internacional incierto.

México, al igual que otros países, podrían cumplir ese rol de “conectores” en la nueva reorganización de los flujos comerciales que surge a partir de la rivalidad entre EE.UU. y China.

Las placas tectónicas del comercio internacional se están moviendo y México busca encontrar su lugar para quedar en una buena posición en medio de estos cambios.

Línea
BBC

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Se parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Desinformación
VIRAL