Home
>
Sabueso
>
Fact-Checking
>
Vacunas contra COVID no causan sida
Vacunas contra COVID no causan sida
3 minutos de lectura
Vacunas contra COVID no causan sida
Frase: número alarmante de vacunados están desarrollando SIDA
Autor: Redes Sociales
Lugar y fecha: Febrero 2023
03 de febrero, 2023
Por: Mauricio Elí
@eli_conacento 

Usuarios de Twitter alertan sobre un incremento de casos positivos a VIH/SIDA entre personas que han recibido vacunas contra COVID-19. Una de las publicaciones, incluso, cita una publicación en internet que incluye un “estudio” alemán. Pero se trata de desinformación.

Uno de los tuits señala que, de acuerdo con datos del Gobierno de Alemania, ese país experimentó “102 000 muertes en exceso en 2022”; otro indica que un “número alarmante de vacunados están desarrollando SIDA (sic)”. Las publicaciones alcanzaron más de 252 mil vistas sólo en Twitter.

El “estudio” alemán habla de otra cosa

Ninguna de las dos publicaciones contiene información verídica. En el primero de los casos se cita una publicación digital de un medio en inglés que afirma haber verificado la información. Sin embargo, el documento proporcionado —en alemán— no incluye los términos “HIV” ni “AIDS” (siglas para VIH y SIDA), ni está relacionado con el tema: es un informe semanal de la evolución de la COVID-19 del Instituto Robert Koch, fechado el 30 de diciembre de 2021. Estos informes siguen siendo publicados.

Hasta el momento, no existe información oficial sobre un “aumento de casos” de Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) entre personas vacunadas contra COVID-19. Tampoco es posible relacionar directamente estas vacunas con casos de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida).

Desde el inicio de la pandemia circularon diversos rumores sobre las vacunas para evitar infecciones graves provocadas por el SARS-CoV-2. Incluso Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina 2008 por sus trabajos sobre el VIH, generó diversas desinformaciones.

Chequeado verificó previamente desinformación similar encontrando que, en ese momento, el argumento provino de una mala interpretación de una carta enviada a The Lancet. En ella, un grupo de personas investigadoras compartían sus preocupaciones pues, en sus estudios sobre vacunas contra el VIH vectorizadas con adenovirus tipo 5 (tecnología similar a la usada en la primera fase del desarrollo de vacunas anti COVID-19) los resultados no fueron óptimos.

Además, no todas las vacunas contra COVID-19 están vectorizadas con adenovirus tipo 5. La principal tecnología es ARN mensajero (o mRNA) en las producidas por Pfizer-BioNTech y Moderna. De acuerdo con la Clínica Mayo, las vacunas de vector viral son Johnson & Johnson y AstraZeneca-Universidad de Oxford.

HealtDesk.org aclara que no todas las personas que viven con VIH desarrollarán sida, y no hay evidencia de que las personas vacunadas contra COVID-19 hayan desarrollado el síndrome (provocado por el virus cuando no se inicia o continúa apropiadamente la terapia antirretroviral o TARV). “El sida de vacuna no es una condición médica conocida”, explican.

Vacunas COVID y VIH

De acuerdo con ONUSIDA, las vacunas contra la COVID-19 son seguras para las personas que viven con el VIH. Estas aportan los mismos beneficios a las personas seropositivas que al resto de la población.

El organismo puntualiza que es importante que las personas seropositivas reciban la vacuna contra COVID-19 sin importar su conteo de linfocitos T CD4: las células que se toman en cuenta para evaluar el nivel de infección por VIH en conjunto con estudios de carga viral. Además, estas no deberán abandonar su tratamiento antirretroviral antes o después de ser vacunadas. 

Es importante mencionar que la Organización Mundial de la Salud explicó que “la preocupación teórica sobre el aumento del riesgo de infección por VIH se limita a una vacuna determinada contra el VIH vectorizada por Ad5 y no debería extenderse a otras plataformas de vacunas”.

En conclusión: no existe evidencia de que personas vacunadas contra COVID-19 estén desarrollando el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (sida).

Para más información verificada, envía un mensaje de WhatsApp al VerifiChat de El Sabueso: da click aquí, agréganos a tu lista de contactos y envíanos un mensaje con la pregunta, enlace, video o imagen que te gustaría que verificáramos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Covid-19
Desinformación
Desinformación viral
verificaciones
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...
image
El hombre que se enfrentó a la poderosa industria del carbón para salvar un enorme y precioso bosque… y ganó
5 minutos de lectura
El hombre que se enfrentó a la poderosa industria del carbón para salvar un enorme y precioso bosque… y ganó

El activista indio Alok Shukla emprendió una lucha contra decenas de mineras para que no hicieran desaparecer un bosque que es el hogar de varias tribus en India.

15 de mayo, 2024
Por: BBC News Mundo
0

En el instante en que Alok Shukla vio ese bosque desplegándose ante sus ojos supo inmediatamente dos cosas:

Una. Que ese bosque, ubicado en la zona central de India y conocido como el pulmón de Chhattisgarh, hogar de miles de tribus y refugio de especies de plantas raras y animales en peligro de extinción, era uno de los lugares más hermosos que había visto jamás.

Y dos, que de ahí en adelante dedicaría su vida a poner freno a las compañías multimillonarias que estaban en busca del carbón que yace bajo el suelo del bosque.

La pregunta por resolver era cómo lograrlo.

Doce años después, Alok sonríe mientras recuerda. Después de todo, lo que ha logrado en este tiempo ha sido impresionante.

A sus 43 años, recibió hace apenas unos días el Premio Goldman, considerado el premio Nobel verde o del medio ambiente.

Pero todo comenzó con pequeños pasos.

En 2012, el bosque de Hasdeo Aranya, con sus 1.017 kilómetros cuadrados ricos en biodiversidad, estaba bajo amenaza por cuenta de sus enormes depósitos de carbón, que se estiman en unos 5.600 millones de toneladas.

En India, que es el segundo país que consume más carbón en el mundo detrás de China, esos depósitos tienen un valor inmenso.

Bosque.
El bosque de Hasdeo Aranya es un paraíso para plantas y animales raros. Foto: Premio Goldman al Medio Ambiente

Pero el valor que tiene para las personas que viven en él, en las comunidades conocidas colectivamente como los Adivasi, así como para los elefantes, los osos perezosos, los leopardos, lobos y aves que allí se resguardan, sin olvidar a los tigres que utilizan el bosque como corredor entre hábitats, era imposible de calcular cuando Alok Shukla se puso en ello.

Él no era el único que reconocía el valor de la tierra: las autoridades locales habían reconocido el bosque como zona de reserva hace unos pocos años, aunque nunca lo habían hecho de manera formal.

Pese a ello, las zonas con bloques de carbón fueron ofrecidas en subasta. La poderosa multinacional Adani presentó un plan para construir allí cinco minas entre 2010 y 2015.

Tras esto, otras compañías harían lo mismo.

“Recuerdo claramente el día que estuve allí, viendo este hermoso bosque que tristemente iba a ser destruido para poner una mina de carbón”, recuerda Alok.

“Pero mucho más triste que eso era que las comunidades locales, que habían logrado conservar el bosque por siglos, no tenían ni idea del impacto que la minería tendría en ese lugar o de cuáles eran sus derechos para proteger el bosque”, explica.

La pérdida de su hogar tradicional iba a resultar devastadora, pensó Alok.

“Los Adivasi han vivido allí por siglos. No conocen otro lugar que el bosque. Es parte de su identidad”.

Y ellos estaban ya intentando luchar contra las mineras, solo que las distintas poblaciones lo hacían por separado.

La lucha de Alok Shukla

Alok se dio cuenta de que iban a perder esa batalla a menos que se unieran. En dos minas ya había comenzado la explotación porque la resistencia había fallado.

“Esto no es la lucha de una sola población, es la lucha de una región entera”, señala.

A partir de entonces, el Comité de Resistencia para Salvar Hasdeo Aranya —una alianza informal de personas que residen en la zona— comenzó a crecer, sensibilizando a la gente sobre las regulaciones locales y los derechos a los que podían recurrir para ganar la batalla.

Alok mira una mina de carbón
Pero el bosque también se encuentra encima de un yacimiento de carbón, que las empresas están ansiosas por explotar. Foto: Premio Goldman al Medio Ambiente

Y se logró también coordinar el trabajo de varios grupos por primera vez.

No fue fácil. En 2020, se propuso la apertura de otras minas de carbón en la zona.

Con la pandemia de covid-19 arrasando el país, Alok nuevamente se dedicó a la tarea de organizador.

La presión de la comunidad hizo que tres minas fueran cerradas ese septiembre.

Al mes siguiente, la comunidad luchó para que se declarara una zona de cerca de un millón de acres (unos 4 mil kilómetros cuadrados) como reserva natural para elefantes.

Pero la respuesta del gobierno central fue la de continuar con los planes para otorgar 21 sectores de minas de carbón mediante regulaciones de emergencia.

Tomaría otros 18 meses —y una eficaz campaña en internet, una marcha hasta la capital estatal e incluso un evento en el que se abrazaron los árboles del bosque— para que la cesión de las 21 minas fuera finalmente cancelada.

Alok trabajando con las comunidades
Alok ha trabajado con tribus locales para proteger el bosque. Foto: Premio Goldman al Medio Ambiente.

La recompensa

Nada de esto ha sido fácil. Alok Shukla admite que la batalla de 12 años ha requerido una determinación férrea por su parte y por parte de las comunidades forestales.

“Esta es una batalla entre la vida de la gente y su manera de sobrevivir en los bosques, por un lado, y las ganancias de las corporaciones por el otro”, señala.

“Naturalmente, cualquier compañía cuyas ganancias y viabilidad estén en riesgo va a tratar cualquier cantidad de cosas para quedarse con la tierra”, añade.

E incluso ahora quedan otras peleas por dar: tierra que necesita ser rehabilitada después de haber sido destruida y árboles que continúan en peligro.

Alok espera que el premio Goldman, que reconoce a los líderes que luchan por el medio ambiente cada año, inspire a otros movimientos alrededor del mundo centrados en los bosques.

“Cualquier árbol que sea cortado en Hasdeo Aranya es un error. Y nuestro esfuerzo es cuidar cada árbol”, subraya.

Linea gris
Getty Images

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia
Tú puedes ayudarnos a seguir.
Sé parte del equipo
Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.
Etiquetas:
Covid-19
Desinformación
Desinformación viral
verificaciones
Iniciar sesión

Registrate
Suscribete para comentar...